Buscar este blog

viernes, 30 de abril de 2010

MANTIX RELIGIOSA



TARDE CON SILVINA. DOS LOSERS TOTALES FRENTE A LA TELE. SU PADRE, DUERME. SU HERMANA LIMPIA. SILVINA Y KARINA, COMO DESDE LOS TRECE AÑOS, MIRANDO LA TELE CON ALGUNA GALLETITA O ALFAJOR O ALGO QUE ENGORDE TRESCIENTAS CALORÍAS. LAS DOS MIRANDO UN DOCUMENTAL DE LA MANTIX RELIGIOSA. SILVINA ABRE LOS OJOS, IMPERTÉRRITA. YO ABRO LOS OJOS, MARAVILLADA. EL ACTO ERA ÚNICO E IRREPETIBLE. LAS CONSECUENCIAS DE ESTE ACTO, DIFERENTES PARA EL PÚBLICO. LA MANTIX RELIGIOSA -NARRABA EL RELATOR DE LA ESCENA- POSEE UN TAMAÑO MAYOR QUE EL MACHO.

En la época de apareamiento la mantis hembra emite feromonas, atrayendo al macho y en esta época cuando sucede el único momento en la que los machos y hembras se reúnen. Durante este periodo las hembras se vuelven muy agresivas y, en ocasiones, acaban por comerse a su compañero durante o después del apareamiento empezando por la cabeza, aunque este comportamiento está bastante mitificado, ya que, si bien se da con frecuencia en cautiverio, es raro en libertad. La cópula dura 2 horas. (Sí Si, tiran dosss horassss)

El proceso de apareamiento es muy simple. En primer lugar, el macho rodea a la hembra hasta saltar a su dorso y poner en contacto sus antenas con las de la hembra. A continuación, el macho se las ingenia para poner en contacto sus estructuras genitales con las suyas y depositar el espermatóforo, una estructura llena de espermatozoides, en el interior de la hembra. blablabla

LA ESCENA TERMINA FANTÁSTICAMENTE. EL MACHO QUEDA TIRADO TOTALMENTE, CUAL FOCA Y LA HEMBRA APROVECHA PARA COMERLE LA CABEZA. EN ESE MOMENTO TUVE UNA EPIFANÍA...LAS MUJERES PODEMOS COMERLES LA CABEZA (METAFÓRICAMENTE) A ESOS INVERTEBRADOS APROVECHANDO LA DEBILIDAD DEL MOMENTO...GE-NIAL. SILVINA SE HORRORIZA, Y YO QUEDO TAN FLASHEADA QUE EMPIEZO A PENSAR CÓMO PUEDO CONVERTIRME EN UNA MANTIX RELIGIOSA....

miércoles, 28 de abril de 2010

Una imagen divina




La crueldad tiene corazón humano
y la envidia humano rostro;
el terror reviste divina forma humana
y el secreto lleva ropas humanas.

Las ropas humanas son de hierro forjado,
la forma humana es fragua llameante,
el rostro humano es caldera sellada
y el corazón humano, su gola hambrienta.

lunes, 26 de abril de 2010

PALABRAS DE TORRISI (MAYOR)



EL TORRISI MAYOR DECÍA UNA SERIE DE FRASES QUE ME HE VISTO MÁS DE UNA VEZ REPITIÉNDOLAS HASTA EL HARTAZGO. ALGUIEN ME DICE QUE DESTIERRE A TORRISI, OTRO ME DICE QUE REALMENTE ASUMA SER TORRISI, EN CASA DICEN QUE FALTA TORRISI Y YO NO SÉ SI SER O NO SER (HAMLETIANA MENTE --->> MMM CHOCOLATE)

1. "LOS HOMBRES PUEDEN JUGAR A LA PELOTA Y TENER AUTOS. VOS TENÉS AUTOS Y SCALECTRIX. MIENTRAS TU MADRE NO SE ENTERE, YO DIGO QUE TE LO REGALÓ MI JEFE -ROBERTO O RODOFELI-". (CLARO QUE NO SÓLO TUVE SCALECTRIX, PELOTA DE BOCA SINO QUE ENCIMA TENÍA AUTITOS A CONTROL REMOTO, DI-VI-NOS)

2. "LAS MUJERES NO LEEN. VOS LEÉS PORQUE SOS DISTINTA. SOS MEDIO LOCA. PERO COMO LO QUE LEÉS NO ES DE COMUNISTA (???) PODÉS LEER TRANQUILA. NO VAS A VIVIR DE LEER". (EL HOMBRE CONVENCIDO DE QUE LE IBA A SALIR VETERINARIA, ABOGADA, O ALGO QUE NO TUVIESE QUE VER CON LEER Y ESCRIBIR LIBRITOS)

3. "SI NO SABÉS PASAR LOS CAMBIOS, OLVIDATE DE MANEJAR EN ALGÚN MOMENTO DE TU VIDA". (TENÍA SIETE AÑOS CUANDO ME ENSEÑÓ)

4. "LA PICADA SE CORTA FINITA...ASÍ SE SABOREA COMO REALMENTE CORRESPONDE" (NOS CLAVÁBAMOS TERRIBLES PICADAS...TE EXTRAÑO)

5. "NO TE LLEVO A CAZAR PORQUE SOS MUJER. LAS MUJERES NO CAZAN. LAS MUJERES TIENEN HOMBRES QUE CAZAN POR ELLAS". (Y UN INFELIZ HOY ME DIJO ALGO ASÍ QUE ME REVOLVIÓ LAS TRIPAS). CLARO QUE A LOS 14 ME LLEVÓ A CAZAR, SOLO ME DEJÓ USAR EL AIRE COMPRIMIDO PARA LAS PERDICES. NO FUE BUENA LA EXPERIENCIA, EL CULATAZO CASI ME VUELA UN HOMBRO.

6. "SI NO SABÉS CAMBIAR LAS CUBIERTAS, NADIE LO VA A HACER POR VOS. NO PIENSES QUE VOY A ESTAR TODA LA VIDA" (YA ME DI CUENTA). HOY LO HAGO EN TIEMPO RÉCORD.

7. "MIRO TINELLI PORQUE ME HACE PENSAR EN OTRA COSA. ME RELAJA Y ME HACE REÍR. A MÍ ME GUSTA, ES PROBLEMA MÍO. YO NO TE DIGO NADA DEL VIEJO PELOTUDO QUE TENGO EN EL BAÑO. ENCIMA MI CULO, NO LEE!!!!" (EL VIEJITO PELOTUDO ES BORGES. SIEMPRE ESTÁ BORGES EN MI BAÑO)

8. "NO ENTIENDO POR QUÉ NO PUSISTE UNA BUENA CARA CUANDO TE REGALARON LOS DOS BEBOTES". (EDAD 4 AÑOS) ME DELIRÓ TODA LA SEMANA PORQUE JUGABA A LA 'MAMÁ'

9. "EN PAMPERO, LEJOS LO MEJOR. EN LA PIRELLI, LOS MEJORES BORCEGOS"...MIRO MIS PIES, AÚN EXTRAÑO LOS BORCEGUÍES...

10. "NO TE DIGO TE QUIERO. YO LO DEMUESTRO. FIJATE LO QUE SOS" (Y SE LE LLENABAN LOS OJOS DE LÁGRIMAS) A VECES PENSÉ QUE LLORABA DE LA DECEPCIÓN, A VECES PORQUE NO ERA LO QUE ÉL ESPERABA, A VECES PORQUE NO PODÍA ALCANZAR LO MÁXIMO PARA QUE ÉL SE QUEDARA TRANQUILO,

NO PUEDO NO EXTRAÑARLO. LA FIGURA DEL HOMBRE, NUNCA VA A SER IGUALADA. ME CHUPA UN HUEVO LO QUE DIGAN. MI PAPÁ ERA EL MEJOR PAPÁ DEL MUNDO. MI PAPÁ ERA ADICTO AL LABURO PARA DARME TODO. MI PAPÁ ERA ÚNICO. ERA EL HOMBRE TORRISI.

AXOLOTL....(LA CLAVE PARA LEERLO ESTÁ EN LA IMAGEN DEL CANIBALISMO DE LAS MIRADAS...) OBSERVEN JUEGOS DE NARRADORESSSSS

Hubo un tiempo en que yo pensaba mucho en los axolotl. Iba a verlos al acuario del Jardín des Plantes y me quedaba horas mirándolos, observando su inmovilidad, sus oscuros movimientos. Ahora soy un axolotl.

El azar me llevó hasta ellos una mañana de primavera en que París abría su cola de pavo real después de la lenta invernada. Bajé por el bulevar de Port Royal, tomé St. Marcel y L’Hôpital, vi los verdes entre tanto gris y me acordé de los leones. Era amigo de los leones y las panteras, pero nunca había entrado en el húmedo y oscuro edificio de los acuarios. Dejé mi bicicleta contra las rejas y fui a ver los tulipanes. Los leones estaban feos y tristes y mi pantera dormía. Opté por los acuarios, soslayé peces vulgares hasta dar inesperadamente con los axolotl. Me quedé una hora mirándolos, y salí incapaz de otra cosa.

En la biblioteca Saint-Geneviève consulté un diccionario y supe que los axolotl son formas larvales, provistas de branquias, de una especie de batracios del género amblistoma. Que eran mexicanos lo sabía ya por ellos mismos, por sus pequeños rostros rosados aztecas y el cartel en lo alto del acuario. Leí que se han encontrado ejemplares en África capaces de vivir en tierra durante los períodos de sequía, y que continúan su vida en el agua al llegar la estación de las lluvias. Encontré su nombre español, ajolote, la mención de que son comestibles y que su aceite se usaba (se diría que no se usa más) como el de hígado de bacalao.

No quise consultar obras especializadas, pero volví al día siguiente al Jardin des Plantes. Empecé a ir todas las mañanas, a veces de mañana y de tarde. El guardián de los acuarios sonreía perplejo al recibir el billete. Me apoyaba en la barra de hierro que bordea los acuarios y me ponía a mirarlos. No hay nada de extraño en esto porque desde un primer momento comprendí que estábamos vinculados, que algo infinitamente perdido y distante seguía sin embargo uniéndonos. Me había bastado detenerme aquella primera mañana ante el cristal donde unas burbujas corrían en el agua. Los axolotl se amontonaban en el mezquino y angosto (sólo yo puedo saber cuán angosto y mezquino) piso de piedra y musgo del acuario. Había nueve ejemplares y la mayoría apoyaba la cabeza contra el cristal, mirando con sus ojos de oro a los que se acercaban. Turbado, casi avergonzado, sentí como una impudicia asomarme a esas figuras silenciosas e inmóviles aglomeradas en el fondo del acuario. Aislé mentalmente una situada a la derecha y algo separada de las otras para estudiarla mejor. Vi un cuerpecito rosado y como translúcido (pensé en las estatuillas chinas de cristal lechoso), semejante a un pequeño lagarto de quince centímetros, terminado en una cola de pez de una delicadeza extraordinaria, la parte más sensible de nuestro cuerpo. Por el lomo le corría una aleta transparente que se fusionaba con la cola, pero lo que me obsesionó fueron las patas, de una finura sutilísima, acabadas en menudos dedos, en uñas minuciosamente humanas. Y entonces descubrí sus ojos, su cara, dos orificios como cabezas de alfiler, enteramente de un oro transparente carentes de toda vida pero mirando, dejándose penetrar por mi mirada que parecía pasar a través del punto áureo y perderse en un diáfano misterio interior. Un delgadísimo halo negro rodeaba el ojo y los inscribía en la carne rosa, en la piedra rosa de la cabeza vagamente triangular pero con lados curvos e irregulares, que le daban una total semejanza con una estatuilla corroída por el tiempo. La boca estaba disimulada por el plano triangular de la cara, sólo de perfil se adivinaba su tamaño considerable; de frente una fina hendedura rasgaba apenas la piedra sin vida. A ambos lados de la cabeza, donde hubieran debido estar las orejas, le crecían tres ramitas rojas como de coral, una excrescencia vegetal, las branquias supongo. Y era lo único vivo en él, cada diez o quince segundos las ramitas se enderezaban rígidamente y volvían a bajarse. A veces una pata se movía apenas, yo veía los diminutos dedos posándose con suavidad en el musgo. Es que no nos gusta movernos mucho, y el acuario es tan mezquino; apenas avanzamos un poco nos damos con la cola o la cabeza de otro de nosotros; surgen dificultades, peleas, fatiga. El tiempo se siente menos si nos estamos quietos.

Fue su quietud la que me hizo inclinarme fascinado la primera vez que vi a los axolotl. Oscuramente me pareció comprender su voluntad secreta, abolir el espacio y el tiempo con una inmovilidad indiferente. Después supe mejor, la contracción de las branquias, el tanteo de las finas patas en las piedras, la repentina natación (algunos de ellos nadan con la simple ondulación del cuerpo) me probó que eran capaz de evadirse de ese sopor mineral en el que pasaban horas enteras. Sus ojos sobre todo me obsesionaban. Al lado de ellos en los restantes acuarios, diversos peces me mostraban la simple estupidez de sus hermosos ojos semejantes a los nuestros. Los ojos de los axolotl me decían de la presencia de una vida diferente, de otra manera de mirar. Pegando mi cara al vidrio (a veces el guardián tosía inquieto) buscaba ver mejor los diminutos puntos áureos, esa entrada al mundo infinitamente lento y remoto de las criaturas rosadas. Era inútil golpear con el dedo en el cristal, delante de sus caras no se advertía la menor reacción. Los ojos de oro seguían ardiendo con su dulce, terrible luz; seguían mirándome desde una profundidad insondable que me daba vértigo.

Y sin embargo estaban cerca. Lo supe antes de esto, antes de ser un axolotl. Lo supe el día en que me acerqué a ellos por primera vez. Los rasgos antropomórficos de un mono revelan, al revés de lo que cree la mayoría, la distancia que va de ellos a nosotros. La absoluta falta de semejanza de los axolotl con el ser humano me probó que mi reconocimiento era válido, que no me apoyaba en analogías fáciles. Sólo las manecitas... Pero una lagartija tiene también manos así, y en nada se nos parece. Yo creo que era la cabeza de los axolotl, esa forma triangular rosada con los ojitos de oro. Eso miraba y sabía. Eso reclamaba. No eran animales.

Parecía fácil, casi obvio, caer en la mitología. Empecé viendo en los axolotl una metamorfosis que no conseguía anular una misteriosa humanidad. Los imaginé conscientes, esclavos de su cuerpo, infinitamente condenados a un silencio abisal, a una reflexión desesperada. Su mirada ciega, el diminuto disco de oro inexpresivo y sin embargo terriblemente lúcido, me penetraba como un mensaje: «Sálvanos, sálvanos». Me sorprendía musitando palabras de consuelo, transmitiendo pueriles esperanzas. Ellos seguían mirándome inmóviles; de pronto las ramillas rosadas de las branquias se enderezaban. En ese instante yo sentía como un dolor sordo; tal vez me veían, captaban mi esfuerzo por penetrar en lo impenetrable de sus vidas. No eran seres humanos, pero en ningún animal había encontrado una relación tan profunda conmigo. Los axolotl eran como testigos de algo, y a veces como horribles jueces. Me sentía innoble frente a ellos, había una pureza tan espantosa en esos ojos transparentes. Eran larvas, pero larva quiere decir máscara y también fantasma. Detrás de esas caras aztecas inexpresivas y sin embargo de una crueldad implacable, ¿qué imagen esperaba su hora?

Les temía. Creo que de no haber sentido la proximidad de otros visitantes y del guardián, no me hubiese atrevido a quedarme solo con ellos. «Usted se los come con los ojos», me decía riendo el guardián, que debía suponerme un poco desequilibrado. No se daba cuenta de que eran ellos los que me devoraban lentamente por los ojos en un canibalismo de oro. Lejos del acuario no hacía mas que pensar en ellos, era como si me influyeran a distancia. Llegué a ir todos los días, y de noche los imaginaba inmóviles en la oscuridad, adelantando lentamente una mano que de pronto encontraba la de otro. Acaso sus ojos veían en plena noche, y el día continuaba para ellos indefinidamente. Los ojos de los axolotl no tienen párpados.

Ahora sé que no hubo nada de extraño, que eso tenía que ocurrir. Cada mañana al inclinarme sobre el acuario el reconocimiento era mayor. Sufrían, cada fibra de mi cuerpo alcanzaba ese sufrimiento amordazado, esa tortura rígida en el fondo del agua. Espiaban algo, un remoto señorío aniquilado, un tiempo de libertad en que el mundo había sido de los axolotl. No era posible que una expresión tan terrible que alcanzaba a vencer la inexpresividad forzada de sus rostros de piedra, no portara un mensaje de dolor, la prueba de esa condena eterna, de ese infierno líquido que padecían. Inútilmente quería probarme que mi propia sensibilidad proyectaba en los axolotl una conciencia inexistente. Ellos y yo sabíamos. Por eso no hubo nada de extraño en lo que ocurrió. Mi cara estaba pegada al vidrio del acuario, mis ojos trataban una vez mas de penetrar el misterio de esos ojos de oro sin iris y sin pupila. Veía de muy cerca la cara de una axolotl inmóvil junto al vidrio. Sin transición, sin sorpresa, vi mi cara contra el vidrio, en vez del axolotl vi mi cara contra el vidrio, la vi fuera del acuario, la vi del otro lado del vidrio. Entonces mi cara se apartó y yo comprendí.

Sólo una cosa era extraña: seguir pensando como antes, saber. Darme cuenta de eso fue en el primer momento como el horror del enterrado vivo que despierta a su destino. Afuera mi cara volvía a acercarse al vidrio, veía mi boca de labios apretados por el esfuerzo de comprender a los axolotl. Yo era un axolotl y sabía ahora instantáneamente que ninguna comprensión era posible. Él estaba fuera del acuario, su pensamiento era un pensamiento fuera del acuario. Conociéndolo, siendo él mismo, yo era un axolotl y estaba en mi mundo. El horror venía -lo supe en el mismo momento- de creerme prisionero en un cuerpo de axolotl, transmigrado a él con mi pensamiento de hombre, enterrado vivo en un axolotl, condenado a moverme lúcidamente entre criaturas insensibles. Pero aquello cesó cuando una pata vino a rozarme la cara, cuando moviéndome apenas a un lado vi a un axolotl junto a mí que me miraba, y supe que también él sabía, sin comunicación posible pero tan claramente. O yo estaba también en él, o todos nosotros pensábamos como un hombre, incapaces de expresión, limitados al resplandor dorado de nuestros ojos que miraban la cara del hombre pegada al acuario.

Él volvió muchas veces, pero viene menos ahora. Pasa semanas sin asomarse. Ayer lo vi, me miró largo rato y se fue bruscamente. Me pareció que no se interesaba tanto por nosotros, que obedecía a una costumbre. Como lo único que hago es pensar, pude pensar mucho en él. Se me ocurre que al principio continuamos comunicados, que él se sentía más que nunca unido al misterio que lo obsesionaba. Pero los puentes están cortados entre él y yo porque lo que era su obsesión es ahora un axolotl, ajeno a su vida de hombre. Creo que al principio yo era capaz de volver en cierto modo a él -ah, sólo en cierto modo-, y mantener alerta su deseo de conocernos mejor. Ahora soy definitivamente un axolotl, y si pienso como un hombre es sólo porque todo axolotl piensa como un hombre dentro de su imagen de piedra rosa. Me parece que de todo esto alcancé a comunicarle algo en los primeros días, cuando yo era todavía él. Y en esta soledad final, a la que él ya no vuelve, me consuela pensar que acaso va a escribir sobre nosotros, creyendo imaginar un cuento va a escribir todo esto sobre los axolotl.

domingo, 25 de abril de 2010

ÁGAPE Y EROS



Ágape y Eros significan amor en griego, pero ágape hace referencia a la benevolencia (querer el bien del otro), y Eros en el instinto sexual. Tánatos sería la personificación de la Muerte, o la quietud. No entiendo la razón por la cual hay personas que las dividen y las diferencian como si fueran polaridades opuestas. No se puede hacer mucho con la disociación...

La revolución sexual, explosión mediática y social de las ideas de Nietzsche y Freud (entre otros), quisieron sacudirse a Ágape en beneficio de Eros. Pero como en el amor humano se da un equilibrio entre ambas dimensiones, cuando se rompe esa armonía, se incurre en Hybris (desmesura) y el Eros se hermana con Tánatos. Me pregunto entonces, por qué esos instantes de desmesura EROTANÁTICA son los más atractivos. Analizo y analizo mis relaciones y mis reacciones y no hay equilibrios. La desmesura es mi significante.

Ágape es maravilloso, juro haberlo tenido. Creo en su existencia. Pero no puedo desprenderme de Eros. Como Psique, sé que debo confiar plenamente, pero la ceguera me pone nerviosita. Toco la piel de alguien a quien no reconozco, ni veo en el día. Sé que no es monstruoso, sino los mitos se habrían equivocado. Pero no dejo de pensar en que bastante razón tenían los antiguos. Mejor trataré de no caer en hammartías, pero si así ocurriera es un problema mío. Sin embargo, me vengaré….

Saciedad quiere decir "abolición de las herencias..." El goce no necesita de herederos o prolongaciones. Se requiere él mismo, quiere la eternidad, la repetición de las mismas cosas (¿para qué?) quiere que todo permanezca eternamente igual. Sabiendo lo que hay enfrente, uno debería hartarse 'con' y no 'de' el otro. Habría que sufrir "sin exagerar", sin perderse -le hago caso al Banquete- A esta conducta, a la vez muy efectiva y muy controlada, muy pulcra se le puede dar un nombre: delicadeza: es como la forma "sana" civilizada y artística de la com-pasión. Platón dice que la encarnación es la diosa Até...su pie es alado...apenas toca (roza) el suelo....ja...

DESPERTARES

REMEMORO, CONMEMORO (TRAIGO A MI MEMORIA) IMÁGENES. DESPERTAR EN UNA CAMA DESCONOCIDA, DESPERTAR CON EL PELO REVUELTO Y LOS OJOS HINCHADOS. DESPERTAR CON LA SENSACIÓN DE LA BOCA PALPITANTE. ROZAR LOS DEDOS CON LOS LABIOS PARA VOLVER A SENTIR LA SENSACIÓN DE LA NOCHE ANTERIOR. SONREÍR ANTE EL RECUERDO. MIRADA CÓMPLICE Y DIVERTIDA.

LA PUTA MADRE, VENÍA BÁRBARO Y DE REPENTE OCTAVIO, OCTAVIO PAZ

Tus ojos son la patria
del relámpago y la lágrima,
silencio que habla,
tempestades sin viento, mar sin olas,
pájaros presos, doradas fieras adormecidas,
topacios impíos como la verdad,
otoño en un claro del bosque
donde la luz canta en el hombro de un árbol
y son pájaros todas las hojas,
playa,
que la mañana encuentra constelada de ojos,
cesta de frutos de fuego,
mentira que alimenta,
espejos de este mundo, puertas del más allá,
pulsación tranquila del mar a mediodía,
absoluto que parpadea,
páramo.


LO PEOR DEL CASO ES QUE ES JUSTAMENTE EL NO SER LO QUE HACE "SER". Paf, me caí..

48 RAZONES PARA APOYAR EL PROYECTO KIRCHNERISTA


EN MATERIA DE POLÍTICA EXTERIOR

1) La postulación de una Nación Sudamericana como objetivo estratégico.

2) La defensa irrestricta del interés nacional y el abandono de la lógica de las relaciones carnales con USA.

3) Reafirmación del multilateralismo.

4) El rechazo al ALCA y la intensificación de las relaciones políticas, culturales, económicas y comerciales con los países del Hemisferio Sur.

5) Fortalecimiento de la relación con Brasil y eliminación del dólar en el comercio bilateral.

6) La firme posición diplómatica en pos de la recuperación de la soberanía popular en la hermana República de Honduras.

EN MATERIA DE POLÍTICA ECONÓMICA

7) La puesta en ejecución de una regulación estatal que apuntó y apunta a la reindustrialización por sustitución de importaciones y a una justicia social distributiva y reparadora, en un marco de soberanía, planteando la primacía de la producción por sobre la especulación financiera y bregando por la preservación del mercado interno.

8) Se quebró el monopolio discursivo único neoliberal.

9) Autonomía frente al FMI y sus planes de ajuste. Se recupera el manejo de las políticas económicas.

10) Política de desendeudamiento. Se salió del default, mediante una reestructuración y sustancial quita en la deuda externa en manos de bonistas y fondos buitres, y se canceló la deuda con el FMI. La deuda externa que en el 2003 representaba el 130% del PBI, hoy es inferior al 50% del PBI. Se creó el Fondo del Bicentenario para continuar con la política de desendeudamiento a bajo costo y favorecer las políticas productivas.

11) Se preservó la soberanía estatal frente a las corporaciones empresarias.

12) Se propuso un sistema de derechos de exportación ó retenciones móviles, aplicables sobre la exportación de soja, principalmente, afectando rentas diferenciales y extraordinarias, con el propósito de equilibrar la estructura productiva agropecuaria e impedir que la especulación internacional determine el precio de los alimentos en nuestro mercado interno.

13) Logros Macroeconómicos: Fuente CEPAL-CENDA
- Crecimiento del PBI de más del 8% por año en promedio, en el período 2003-2008; el período más largo de crecimiento de los últimos 100 años. PBI año 2008 u$s 340.000 millones equivalentes a $1,13 billones.
- La industria fue el motor de la recuperación. Creció por 5 años sin interrupción. La producción de automóviles pasó de 160.000 unidades en el 2003 a 540.000 en el 2007.
Entre JULIO/03 y Marzo/07:
- El PBI se elevó un 37,8%, un logro inédito en Argentina.
- La tasa de inversión subió del 11 al 24%. En el 2007 superó el 23% del PBI.
- La inversión pública creció a tasas anuales superiores al 50%. Representa 10 veces más de lo que fue ejecutado en el 2002.
- El consumo privado aumentó un 39,7%
- El consumo público aumentó un 13,4%
- Las exportaciones aumentaron un 39,7%
- La desocupación cayó del 22% al 7,8%
- 3,5 millones de personas consiguieron trabajo a partir del 2003.
- Los asalariados pasaron del 34% al 43% del ingreso total de la economía.
- La pobreza se redujo del 55% en el 2003 al 18% a fines del 2007.
- La indigencia se redujo del 27,7% al 6%.
- Se mantuvieron amplios superávit fiscal y externo. El fiscal conseguido no con los recomendados ajustes, sino sobre la base de la expansión y el crecimiento. La recaudación alcanzó máximos históricos. El superávit fiscal primario fue del 3% del PBI en promedio y el superávit de la cuenta corriente de la balanza de pagos fue del 4,8% del PBI, en promedio.
- Se mantuvo un tipo de cambio real competitivo, que favoreció a la producción y el empleo.
- Las reservas internacionales pasaron de U$S 14.000 millones en el 2003 a U$S 50.000 millones en el 2008 y hoy se mantienen por encima de los U$S 46.000 millones.

14) Se recuperó el rol del estado en áreas claves y se recuperaron empresas públicas enajenadas por el menemismo:
- Correo Argentino.
- Aysa. Antes incumplimientos permanentes, se rescindió el contrato con Aguas Argentinas y se creó la empresa nacional Aysa.
- Thales Spectrum: El estado recuperó el control del espacio radioeléctrico.
- Aerolíneas Argentinas, permitiendo asegurar la conectividad del país, volando a destinos no rentables para las líneas privadas.
- Revitalización del Astillero Río Santiago. Fueron construídos y reconstruidos en astilleros nacionales, 51 unidades que se incorporaron a la matrícula nacional.
- Tandanor
- Fábrica Militar de Aviones.
- Creación de ENARSA.
- Yacimientos Carboníferos Río Turbio.
- Incremento del capital argentino en Repsol - YPF
- Recuperación del 30% de Aeropuertos Argentina 2000.
- Rescisión contratos de concesión de algunos ferrocarriles por incumplimientos. (Metropolitano S.A. en el ramal del ferrocarril San Martín y la ex Línea Roca y Belgrano Sur)

15) Se llevan a cabo estudios para nacionalizar el comercio exterior, y recuperar el control del Banco Hipotecario.

16) Se preservó al país del colapso financiero y sus consecuencias inmediatas, gracias al control de cambios y al control del flujo de capitales, con requisitos como el encaje mínimo.

17) Se evito que se desmorone el nivel de actividad económica, como consecuencia de la crisis financiera internacional, a través de una estrategia economica de inspiración keynesiana, desarrollista y peronista.

18) Se implementaron las licencias no automáticas de importación a los efectos de preservar la producción nacional y el trabajo argentino.

19) Se mantiene la insistencia gubernamental en pos de la preservación del empleo, y para evitar que el conglomerado empresarial concentrado multinacional socialice las pérdidas. A través del procedimiento preventivo de crisis y el programa de recuperación productiva, el estado actuó para amortiguar las esquirlas de la crisis internacional. Por medio del REPRO, se preservaron 144.000 puestos de trabajo.


EN MATERIA DE OBRA PÚBLICA E INFRAESTRUCTURA

20) Se construyeron 2.400 nuevos kms de autopistas de importancia estratégica para la integración territorial.

21) Se implementó Plan Energético Nacional 2004 - 2008, con una inversión prevista de más de $27.400 millones. Se elevó la cota de Yacyretá a 78 metros sobre el nivel del mar, adicionando 350 megavatios de generación.

22) Se pusieron en marcha los planes de Reactivación Nuclear, Petróleo Plus y Gas Plus, y se llevaron a cabo acuerdos con Petrobras para la exploración offshore.

23) Creación de ENARSA y reactivación del yacimiento carbonífero Río Turbio.

24) Se siguen construyendo hospitales y viviendas en todo el país, en cantidad y calidad como no se hacía desde hace más de 30 años.


EN MATERIA DE POLÍTICA SOCIAL, LABORAL, PREVISIONAL Y DE INGRESOS

25) Se reimplantaron las leyes laborales que amparan a los trabajadores, derogándose la reforma laboral flexibilizadora. Se promovió la sanción de numerosos convenios colectivos, se convoco a paritarias.

26) El Salario mínimo vital y móvil, que ascendía a $360 en el 2003, se elevó sucesivamente hasta alcanzar los $1500 en el 2009.

27) Las Asignaciones familiares, desde el 2003, aumentaron más del 100 por ciento.

28) Se suprimió el ruinoso sistema de capitalización previsional y se eliminaron las AFJP, creándose el Sistema Integrado Previsional Argentino.

29) Se llevó a cabo una extensa política de inclusión y reparación previsional con más de 1.800.000 personas jubiladas por moratoria previsional. Por otra parte, el haber jubilatorio aumentó 12 veces, incrementándose en un 360% y se sancionó una ley de movilidad jubilatoria para calcular los futuros aumentos.

30) Se devolvió el recorte del 13% de los haberes previsionales, recorte dispuesto por la administración delaruista.

31) Se llevó a cabo una notable recuperación del PAMI, saneando al ente, mejorando las prestaciones y aumentando la cobertura, con entrega gratuita de medicamentos para afiliados.

32) Se otorgaron 500.000 pensiones no contributivas.

33) Se implementó la Asignación Universal por Hijo de $180 y $ 720 para los hijos discapacitados, brindando cobertura a más de 5 millones de niños y adolescentes pertenecientes a familias, cuyos padres se encuentran desocupados, en situación de trabajo no registrado, sean trabajadores del servicio doméstico o monotributistas de bajos ingresos.

34) Se crearon 100.000 nuevos puestos de trabajo en cooperativas, mediante el programa Argentina Trabaja.

EN MATERIA DE POLÍTICA EDUCATIVA

35) Se sancionaron una nueva Ley de Educación y una nueva Ley de Educación Técnica.

36) Se sancionó la Ley de Financiamiento Educativo, que estableció un aumento progresivo de la inversión en educación hasta alcanzar el 6% del PBI. Ya llegamos al 5,2 % del PBI en el 2007. Hoy, el presupuesto educativo es el más alto en la historia del país. El presupuesto universitario se duplicó y el salario del maestro de grado se triplicó. Se restituyó el régimen jubilatorio para científicos y técnicos.

37) Se construyeron 700 nuevas escuelas en todo el país.


EN MATERIA DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA

38) Mejora sustancial del presupuesto para Ciencia y Tecnología. Aumento de los salarios de los investigadores. La secretaría se convierte en ministerio. Se lleva a cabo un plan para la repatriación de científicos.

39) Se revitalizaron la CNEA, la investigación aeroespacial, y el CONICET.


EN MATERIA DE JUSTICIA, DERECHOS HUMANOS Y CALIDAD INSTITUCIONAL

40) La profunda renovación de la Corte Suprema, con mecanismos de selección participativos y transparentes.

41) La Argentina adhirió a la convención sobre imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de lesa humanidad. Comenzaron los juicios por violaciones de los derechos humanos y se produjeron las primeras condenas.

42) Se estableció el 24 de marzo como el Día Nacional de la Memoria, la Verdad y la Justicia. Se creó el MUSEO DE LA MEMORIA – ESMA y el ARCHIVO NACIONAL DE LA MEMORIA así como la unidad especial de investigación de la desaparición de niños.

43) Se les asignó reparación a hijos de desaparecidos, de las victimas del 19 y 20 de diciembre del 2001 y de las que fallecieron entre el 9 y el 12 de junio de 1956.

44) Se llevó a cabo una profunda depuración de las FFAA, incorporándose la problemática de los derechos humanos en la formación. Se adecuaron las condiciones de ingreso y permanencia en las fuerzas, eliminando requisitos discriminatorios. Se derogó el Código de Justicia Militar. Se reglamentó la Ley de Defensa Nacional.

45) Se instrumentó un plan de integración civil de nuestros hermanos inmigrantes.

46) Se facilitó la obtención del DNI, a través de un avanzado procedimiento.

47) Se propició el diálogo con los movimientos sociales y no medidas represivas. Los movimientos sociales se integraron al estado.

48) Se sancionó una Ley de Medios de la Democracia, en reemplazo de la ley que estaba vigente desde la dictadura que ha facilitado la concentración monopólica de las empresas periodísticas. De este modo, se permitiría expresarse sin condicionamientos por parte del poder económico a las organizaciones sociales, comunitarias, sindicales, gubernamentales, cooperativas y universidades

sábado, 24 de abril de 2010

LOS HOMBRES NO DEBERÍAN BAILAR REGGAETÓN...ES ALGO PARA MUJERES. SÓLO ELLAS SE VEN LINDAS HACIENDO EL PERREO..

AAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!! PORRRRRRRRR DIOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS!!!!!!!

jueves, 22 de abril de 2010

SMS DEL DÍA...

A. "ESTÁ EL INDIGENTE, CON EL QUE ESTUVISTE...RE ROLO" (VICEDIRECTORA MIRANDO FANTINO)
B. "POR DIOSSSSSSSS, ¿¿¿¿QUÉ HACE EL LINYAAAAAA CON FANTINOOOOOOOOO????? ES UN RIDÍCULO" (COLEGA DE ARTE MIRANDO FANTINO, ACTO SEGUIDO TOMA EL CELULAR Y LO PONE A DIEZ CENTÍMETROS DE LA TV PARA QUE ESCUCHE LA VOZ. NO HA LUGAR)
C. "SE NOTA QUE TE ESTÁN GARCHANDO, YA QUE NO LLAMÁS MAS, GATAFLORA. CARETA CARETONA" (ESPECIALISTA EN EMBUTIDOS RODEADOS DE PAN CON MOSTAZA Y/ O SALSA GOLF)
D. "BOLUDA, TRAETE UN HELADO" (AMIGA CUMPLEAÑERA)
E. "CHE, SALISTE???? COMPRATE UN VINO QUE COMPRÉ UN QUESO" (AMIGA CUMPLEAÑERA)
F. "SALISTE? ME TRAÉS PUCHOSS?" (AMIGA CUMPLEAÑERA)
G. "PONELE TARJETA Y CONTESTÁ ALGO" (AMIGA CUMPLEAÑERA)
H. "VI A ....(CENSURADO)" (AMIGA CUMPLEAÑERA)
I. "ESTOY EN AUTOPISTA COMO ME PEDISTE. POR QUE NO ME DIJISTE DE TU AMIGA?" (MICROBIO OLVIDADO, CLARO ERA JUEVES)
J. "LA PROXIMA AVISA" (MICROBIO REINCIDENTE)

K. "ESTÁ TUAA MIGUITO EN TELE" (CHANCHOR DESUBICADO CON FALTAS DE ORTOGRAFÍA)

PRO RETÓRICA


Es un digno adversario. Sin embargo, le falta. Es un gran discutidor (siempre lo ha sido), lo hace deportivamente, sin interés verdadero. Ese es su error en el discurso. Desconoce las reglas de la oratoria. En el arte retórico, existen –como en toda técnica- cinco instancias en las que el orador desarrolla su tejné. Está la inventio, dispositio, elocutio, memoria, y finalmente actio. Es en las primeras tres donde se teje la verdadera naturaleza del orador. El sofista, acostumbrado a realizarlo casi operativamente, sabe que lo fundamental es la sorpresa y el momento de desestructurar al otro en pleno combate. La diferencia entre el sofista y el retórico, es que el retor (rethor) busca justamente la supervivencia en cada combate. No es para él una cuestión linguïstica, es una cuestión de vida o muerte. Es pura verdad.

Mi favorita es la dispositio. Esto ocurre porque es la instancia donde se despliegan los argumentos de manera tal que uno pueda utilizarlos para donde desee (deseo y argumentos no son excluyentes uno del otro, el deseo de argumentar o el argumentar por deseo, serían una muestra de que se podrían juntar esas dos actividades). El punto es que la buena disposición (espacial) logra una buena posición –sea ofensiva o defensiva-. Distinto es el adversario, quien por su corta experiencia, prefiere la inventio. Desconoce que la inventio es lo más fácil de lograr. En el Ars Retórica se plantea que los argumentos están en todas partes, uno podría extraerlos de debajo-de-las-piedras-si-quisiera. Por eso es tan fácil. Lo ignora, lógicamente porque no comprende justamente que esto es un arte.

Toda argumentación debe llevar su contra-argumento. No puede haber una acción sin su opuesta reacción. El arte verdadero consiste en la captatio benevolentiae, que puede ser de diversas maneras. Uno debe ganarse al público con diversas estrategias. Mi favorita es el tópico de la falsa modestia. Es constituirse como el sujeto hablante que ignora determinadas cosas, determinadas reglas, desconoce algunos aspectos de la vida, para que el otro se sienta omnipotens. De esta manera, es en el empequeñecimiento de la experiencia, donde se gana el espacio del discurso. Opuesto, está el despliegue de la necesidad de atención. El orador que apela de forma directa al público, a lo Salustio. El que pide que no le quiten el foco, que no se retiren del foro. Ese que necesita del público porque sin él, no tiene el espacio. No es una bella posición. Hasta es incómoda. En el actio, se toma como algo sucio. Convengamos que así es el contender.

La insignificancia de la palabra, una escena de mi cotidianeidad. Todo participante de una escena sueña con tener ‘la última palabra’. Hablar el último, “concluir”, es dar un destino a todo lo que se ha dicho, es dominar, poseer, dispensar, atestar en el sentido; en el espacio de la palabra, lo que viene último ocupa un lugar soberano, guardado, de acuerdo con un privilegio regulado, por los profesores, los presidentes, los jueces, los confesores: todo combate de lenguaje (maché de los antiguos sofistas, disputatio de los escolásticos) se dirige a la posesión de ese lugar. Mediante la última palabra voy a desorganizar, a “liquidar” al adversario, voy a infligirle una herida (narcísica) mortal, voy a reducirlo a silencio, voy a castrarlo de toda palabra. La escena se desarrolla con vistas a ese triunfo: no se trata de ningún modo de que cada réplica concurra a la victoria de una verdad y construya esa verdad, sino solamente que la última réplica sea la buena: es el último golpe de dados lo que cuenta. La escena no se parece en nada a un juego de ajedrez sino más bien a un juego de sortija: no obstante, el juego es aquí revertido, puesto que la victoria corresponde a aquel que logra tener el anillo en su mano en el momento en que el juego se detiene; la sortija corre a todo lo largo de la escena, la victoria pertenece al que capture a ese pequeño animal, cuya posesión asegurará la omnipotencia: la última réplica.

COSAS QUE NO ENTIENDO

1. Cada vez que hablo con mis amigas, todo parece tener un sentido cuasi filosófico y existencial. Todo tiene una lógica perfecta. El discurso no tiene ni una fisura. Hay risas, hay buena vibra, hay una existencia –yo diría cuasi perfecta-. Me voy contenta, me tomo un remo. Voy divina, feliz. Y en eso me doy cuenta de que no extraño a la persona. Caigo en que extraño lo que me hacía sentir cuando estaba con él. La puta madre, no podés extrañar a Voldemort (el innombrable) porque equivale a todo aquello que negás de tu ser. Es el cambio negativo de TU vida. La pregunta es…vale la pena? Ni en pedo. Sin embargo, me comería un bisonte de la tristeza.
2. Nos cansamos de leer los mails para entender si hay alguna respuesta, alguna interpretación del oráculo, algo, una punta, una soga para intentar-comprender-el-estadio-de-estancamiento. Perfecto, se encuentra la respuesta, se encuentra la lógica del pensamiento. Sin embargo, a los treinta te das cuenta de que nada de lo divertido y lo genial que te pasa, te toca de cerca. Sos el espectador de tus logros, y parece que le pasan a otro. Te ponés a escribir en segunda persona (segunda persona, infeliz!) y caés en la observación que no hacés más que desprenderte de tu cerebro (¿el cerebro? ¿es realmente el cerebro?) y te disociás como venís haciendo desde siempre como método ideal de escape. Genial. Seguí participando.
3. “TE AMO”, “TE EXTRAÑO”, “TE ESPERO” pasan a ser frases que te arruinan la poca estabilidad que lograste. Analizo las frases, y siento tanta bronca, tanta impotencia que me moriría del asco. Porque el ‘TE AMO’ pasa a ser un cliché de la discursividad. Es como si se dijera para llenar el silencio incómodo. Y no lo dice (Voldemort) porque lo sienta (o quizás, sí…) lo dice para desestructurar(me) y de repente me encuentro en que no sé si habré hecho bien en tomar la decisión que tomé, y me doy cuenta de que en definitiva, él espera una respuesta. Yo lo esperé por siete años. Él no hizo nada. Ahora que se muera. ‘TE EXTRAÑO’, otra frase de mierda. Porque yo lo viví como un extraño, y lo sé extraño a mí, a todo lo que soy ahora. Pero no puedo dejar de pensar en que lo extraño. Lo extraño por estar, y no permitirme ver el estado en que estoy ahora. Entonces viene el ‘TE ESPERO’ y es terrible, porque dejé en claro que no voy a volver, que no me interesa regresar y que…(y si me estoy equivocando? Y si realmente es lo que me decía la hermana de mi amiga, es EL TREN QUE PASA UNA SOLA VEZ? Y si termino como la fantasía de la mina sola que se muere tratando de alcanzar el libro del tercer estante y con la biblioteca encima?...Y si mi futuro gato me termina comiendo la cara…?) Miles de imágenes.
4. Hablo con Clau, con Gerar…y con gente que analiza. En realidad, no analizan sino (ME) analizan y tienen el tupé, (porque lo tienen) de preguntarme, y de afirmarme: VOS TODAVÍA LO AMÁS. La puta madre, quien mierda se desentiende luego de siete años de una persona. (Yo, ja) Como símbolo del exorcismo, meto la imagen del remis, y yo cargando las ocho putas bolsas de sus cosas, sacándolas de mi casa, y sacando su recuerdo de mi cabeza. Y en eso miro, me caigo a la mierda. Porque en los últimos ocho años no hay otra cosa en mi horizonte, en mi realidad. Porque era todo esa persona, y de repente, me veo en la total necedad (necesidad) de mirar el espejo, y verme y me da mucha indignación.
5. Porque ahí está el eje. Me doy cuenta de lo KÁRmiKa que se vuelve mi existencia. Repito y repito situaciones y no me doy cuenta de que vuelvo a estar siempre estancada en un mismo lugar. En el laburo, me doy cuenta de que hay una constante demanda de reconocimiento. La misma que llevo a distintos aspectos de mi vida cotidiana. ¿Para qué? Para nada, porque nada me alcanza. Me quiero autoconvencer de que nada me toca, nada me toca. Y de repente termino, arruinada llamando a Sylvia llorando. ¿Dónde quedó TORRISI? La perdí.

Somos nuestros propios demonios (Rolu dixit)


Una fuerza precisa arrastra a mi lenguaje hacia el mal que puedo hacerme a mí mismo: el régimen motor de mi discurso es el piñón libre: el lenguaje actúa como bola de nieve, sin ningún pensamiento táctico de la realidad. Generalmente, suelo tratar de controlar la catarata de palabras. Pero lo indecible se apodera de mi (lengua sed torpet, againnnnn) y de mi racionalidad. Trato de hacerme daño, me expulso a mí mismo de mi paraíso, tratando de suscitar en mí las imágenes que puedan herirme; y la herida abierta, la mantengo, la alimento con otras imágenes, hasta que otra herida, viene a provocarme un efecto de diversión. Las imágenes son sublimes y subliminales, uno es aquello que dice, aquello que actúa. Uf, me aburrí.

martes, 20 de abril de 2010

DETESTO CUANDO SAKAN LO PEOR DE MI...


OK OK, LO DISFRUTO TAMBIÉN!

LA TIRADA DE LA CARTA DEL TAROT DEL DÍA DE LA FECHA


La carta que te ha salido en suerte es “Las Estrellas”, dice Jung, famoso psicólogo, estudioso de los arquetipos y del mito en el psicoanálisis, Campbell y María Qodamma, semióloga famosa, que esta carta ha sido venerada por las culturas de la antigüedad. Fundamentalmente, esto se debe a su importancia dentro de la cosmogonía de la zona de Babilonia. Esta carta representa el triunfo de la espiritualidad y la consciencia por sobre la corporeidad. En ella se ve una mujer, que representa la quietud y la espera. Ella carga dos ánforas llenas de agua. Por detrás, se observa la figura de un pájaro. La mujer tiene los ojos llorosos y se presenta de forma desnuda. Las estrellas brillan en el horizonte.

La lectura de la carta del día, nos permite pensar que la o el consultante ha realizado un acto por demás severo. A juzgar por las estrellas, alguien le ha lastimado las partes nobles haciéndole ver las estrellas, ya sea de forma real o simbólica. Se supone que puede tener que ver con un dolor de índole abdominal, o de las extremidades inferiores, si juzgamos que la pobre mujer representada se está echando agua para limpiar ora la consciencia o el cuerpo por andar reptando por todos los espacios circundantes.

El pelo de la joven aparece revuelto y enmarañado. De seguro haya sido por tirones del pelo, o por el avechucho que le está diciendo cual propaganda de TWISTOS (¿Era necesario? ¿Era necesario? ¿no podía controlarlo? ¿no podía controlarlo?). Y si miramos atentamente, la joven presenta un rostro anodino y unos ojos saltones que deben ser de mimetizarse con el entorno.

Las estrellas simbolizan el cambio del Kaos en Kosmos. Puede indicar el advenimiento de un sentimiento parecido a la Kalentura, pero también relacionado con el Kariño y las Karencias. Se puede pensar que también las estrellas indican las lágrimas de la consultante ante el dolor de Korazón y de Kaderas ante el advenimiento de un pajarraco, loro, avechucho, lo-que-fuere.

Si la carta sale invertida. Mantiene la misma idea, sin embargo, la consultante en vez de llegar al Kosmos, va directo al Kaos, porque de todas las personas del planeta, de todas las ruletas del mundo, y de todas las loterías, se vino a saKar en la rifa el premio GOOOOOOOOOOORRRDOOOOOO para que se dé cuenta de cuán KÁRmiKA es su vida.

Se recomienda especial discreción y fundamental mesura ante este momento particular. Ni parabóliKAs, ni malabarístiKAs opciones. Mesura y Kontrol. O hipoteKe sus poKAs neuronas sanas

PD. la perdimos...

LA FIESTA DEL MONSTRUO. (CUENTAZO, PARA QUE ME DÉ BIEN ASSSQUITO EL ABUELITO BORGES)



La fiesta del monstruo

Aquí empieza su aflición
Hilario Ascasubi
La Refalosa-

.
.
.
Te prevengo, Nelly, que fue una jornada cívica en forma. Yo, en mi condición de pie plano, y de propenso a que se me ataje el resuello por el pescuezo corto y la panza hipopótama, tuve un serio oponente en la fatiga, máxime calculando que la noche antes yo pensaba acostarme con las gallinas, cosa de no quedar como un crosta en la performance del feriado. Mi plan era sume y reste: apersonarme a las veinte y treinta en el Comité; a las veintiuna caer como un soponcio en la cama jaula, para dar curso, con el Colt como un bulto bajo la almohada, al Gran Sueño del Siglo, y estar en pie al primer cacareo, cuando pasaran a recolectarme los del camión. Pero decime una cosa ¿vos no creés que la suerte es como la lotería, que se encarniza favoreciendo a los otros? En el propio puentecito de tablas, frente a la caminera, casi aprendo a nadar en agua abombada con la sorpresa de correr al encuentro del amigo Diente de Leche, que es uno de esos puntos que uno se encuentra de vez en cuando. Ni bien le vi su cara de presupuestívoro, palpité que él también iba al Comité y, ya en tren de mandarnos un enfoque del panorama del día, entramos a hablar de la distribución de bufosos para el magno desfile, y de un ruso que ni llovido del cielo, que los abonaba como fierro viejo en Berazategui. Mientras formábamos en la cola, pugnamos por decirnos al vesre que una vez en posesión del arma de fuego nos daríamos traslado a Berazategui aunque a cada uno lo portara el otro a babucha, y allí, luego de empastarnos el bajo vientre con escarola, en base al producido de las armas, sacaríamos, ante el asombro general del empleado de turno ¡dos boletos de vuelta para Tolosa! Pero fue como si habláramos en inglés, porque Diente no pescaba ni un chiquito, ni yo tampoco, y los compañeros de fila prestaban su servicio de intérprete, que casi me perforan el tímpano, y se pasaban el Faber cachuzo para anotar la dirección del ruso. Felizmente, el señor Marforio, que es más flaco que la ranura de la máquina de monedita, es un amigo de ésos que mientras usted lo confunde con un montículo de caspa, está pulsando los más delicados resortes del alma del popolino, y así no es gracia que nos frenara en seco la manganeta, postergando la distribución para el día mismo del acto, con pretexto de una demora del Departamento de Policía en la remesa de las armas. Antes de hora y media de plantón, en una cola que ni para comprar kerosene, recibimos de propios labios del señor Pizzurno, orden de despejar al trote, que la cumplimos con cada viva entusiasta que no alcanzaron a cortar enteramente los escobazos rabiosos de ese tullido que hace las veces de portero en el Comité.A una distancia prudencial, la barra se rehizo. Loiácono e puso a hablar que ni la radio de la vecina. La vaina de esos cabezones con labia es que a uno le calientan el mate y después el tipo ?vulgo el abajo firmante- no sabe para dónde agarrar y me lo tienen jugando al tresiete en el almacén de Bernárdez, que vos a lo mejor te amargás con la ilusión que anduve de farra y la triste verdad fue que me pelaron hasta el último votacén, si el consuelo de cantar la nápola, tan siquiera una vuelta.
(Tranquila Nelly, que el guardaguja se cansó de morfarte con la visual y ahora se retira, como un bacán en la zorra. Dejale a tu pato Donald que te dé otro pellizco en el cogotito).
Cuando por fin me enrosqué en la cucha, yo registraba tal cansancio en los pieses que al inmediato capté que el sueñito reparador ya era de los míos. No contaba con ese contrincante que es el más sano patriotismo. No pensaba más que en el Monstruo y al otro día lo vería sonreírse y hablar como el gran laburante argentino que es. Te prometo que vine tan excitado que al rato me estorbaba la cubija para respirar como un ballenato. Reciencito a la hora de la perrera concilié el sueño, que resultó tan cansador como no dormir, aunque soñé primero con una tarde, cuando era pibe, que la finada mi madre me llevó a una quinta. Creeme, Nelly, que yo nunca había vuelto a pensar en esa tarde, pero en el sueño comprendí que era la más feliz de mi vida, y eso que no recuerdo nada sino un agua con hojas reflejadas y un perro muy blanco y muy manso, que yo le acariciaba el Lomuto; por suerte salí de esas purretadas y soñé con los modernos temarios que están en el marcador: el Monstruo me había nombrado su mascota y, algo después, su Gran Perro Bonzo. Desperté y, para haber soñado tanto destropósito, había dormido cinco minutos. Resolví cortar por lo sano: me di una friega con el trapo de la cocina, guardé todos los callordas en el calzado Fray Mocho, me enredé que ni un pulpo entre las mangas y las piernas de la combinación mameluco-, vestí la corbatita de lana con dibujos animados que me regalaste el Día del Colectivero y salí sudando grasa porque algún cascarudo habrá transitado por la vía pública y lo tomé por el camión. A cada falsa alarma que pudiera, o no, tomarse por el camión, yo salía como taponazo al trote gimnástico, salvando las sesenta varas que hay desde el tercer patio a la puerta de calle. Con entusiasmo juvenil entonaba la marcha que es nuestra bandera, pero a las doce menos diez, vine afónico y ya no me tiraban con todo los magnates del primer patio. A las trece y veinte llegó el camión, que se había adelantado a la hora y cuando los compañeros de cruzada tuvieron el alegrón de verme, que ni me había desayunado con el pan del loro de la señora encargada, todos votaban por dejarme, con el pretexto que viajaban en un camión carnicero y no en una grúa. Me les enganché como acoplado y me dijeron que si les prometía no dar a luz antes de llegar a Espeleta, me portarían en mi condición de fardo, pero al fin se dejaron convencer y medio me izaron. Tomó furia como una golondrina el camión de la juventud y antes de media cuadra paró en seco frente del Comité. Salió un tape canoso, que era un gusto cómo nos baqueteaba y, antes que nos pudieran facilitar, con toda consideración, el libro de quejas, ya estábamos traspirando en un brete, que ni si tuviéramos las nucas de queso Mascarpone. A bufoso por barba fue la distribución alfabética; compenetrate, Nelly; a cada revólver le tocaba uno de nosotros. Sin el mínimo margen prudencial para hacer cola frente al Caballeros, o tan siquiera para someter a la subasta un arma en buen uso, nos guardaba el tape en el camión del que ya no nos evadiríamos sin una tarjetita de recomendación para el camionero.
A la voz de ¡aura y se fue! Nos tuvieron hora y media al rayo del sol, a la vista por suerte, de nuestra querida Tolosa, que en cuanto el botón salía a correrlos, los pibes nos tenían a hondazo limpio, como si en cada uno de nosotros apreciaran menos el compatriota desinteresado que el pajarito para la polenta. Al promediar la primera hora, reinaba en el camión esa tirantez que es la base de toda reunión social pero después la merza me puso de buen humor con la pregunta si me había anotado para el concurso de la Reina Victoria, una indirecta vos sabés, a esta panza bombo, que siempre dicen que tendría que ser de vidrio para que yo me divisara aunque sea un poquito, los basamentos horma 44. Yo estaba tan afónico que parecía adornado con el bozal, pero a la hora y minutos de tragar tierra, medio recuperé esta lengüita de Campana y, hombro a hombro con los compañeros de brecha, no quise restar mi concurso a la masa coral que despachaba a todo pulmón la marchita del Monstruo, y ensayé hasta medio berrido que más bien salió francamente un hipo, que si no abro el paragüita que dejé en casa, ando en canoa con cada salivazo que usted me confunde con Vito Dumas, el Navegante Solitario. Por fin arrancamos y entonces sí que corrió el aire, que era como tomarse el baño en la olla de la sopa, y uno almorzaba un sangüiche de chorizo, otro su arrolladito de salame, otro su panetún, otro su media botella de Vascolet y el de más allá la milanesa fría, pero más bien todo eso vino a suceder ora vuelta, cuando fuimos a la Ensenada, pero como yo no concurrí, más gano si no hablo. No me cansaba de pensar que toda esa muchachada moderna y sana pensaba en todo como yo, porque hasta el más abúlico oye las emisiones en cadena, quieras que no. Todos éramos argentinos, todos de corta edad, todos del Sur y nos precipitábamos al encuentro de nuestros hermanos gemelos que, en camiones idénticos procedían de Fiorito y Villa Domínico, de Ciudadela, de Villa Luro, de La Paternal, aunque por Villa Crespo pulula el ruso y yo digo que más vale la pena acusar su domicilio legal en Tolosa Norte.
¡Qué entusiasmo partidario te perdiste, Nelly! En cada foco de población muerto de hambre se nos quería colar una verdadera avalancha que la tenía emberretinada el más puro idealismo, pero el capo de nuestra carrada, Garfunkel, sabía repeler como corresponde a ese fabarutaje sin abuela, máxime si te metés en el coco que entre tanto mascalzone patentado bien se podía emboscar un quintacolumna como luz, de esos que antes que usted dea la vuelta del mundo en ochenta días me lo convencen que es un crosta y el Monstruo un instrumento de la Compañía de Teléfono. No te digo niente de más de un cagastume que se acogía a esas purgas para darse de baja en el confusionismo y repatriarse a casita lo más liviano; pero embromate y confesá que de dos chichipíos el uno nace descalzo y el otro con patín de munición, porque vuelta que yo creía descolgarme del carro era patada del señor Garfunkel que me restituía al seno de los valientes. En las primeras etapas los locales nos recibían con entusiasmo francamente contagioso, pero el señor Garfunkel, que no es de los que portan la piojosa puro adorno, le tenía prohibido al camionero sujetar la velocidad, no fuera algún avivato a ensayar la fuga relámpago. Otro gallo nos cantó en Quilmes, donde el crostaje tuvo permiso para desentumecer los callos plantales, pero ¿quién, tan lejos del pago iba a apartarse del grupo? Hasta ese momentazo, dijera el propio Zoppi o su mamá, todo marchó como un dibujo, pero el nerviosismo cundió entre la merza cuando el trompa, vulgo Garfunkel, nos puso blandos al tacto con la imposición de deponer en cada paredón el nombre del Monstruo, para ganar de nuevo el vehículo, a velocidad de purgante, no fuera algún cabreira a cabrearse y a venir calveira pegándonos. Cuando sonó la hora de la prueba empuñé el bufoso y bajé resuelto a todo, Nelly, anche a venderlo por menos de tres pessolanos. Pero ni un solo cliente asomó el hocico y me di el gusto de garabatear en la tapia unas letras frangollo, que si invierto un minuto más, el camión me da el esquinazo y se lo traga el horizonte rumbo al civismo, a la aglomeración, a la fratellanza, a la fiesta del Monstruo. Como para aglomeración estaba el camión cuando volví hecho un queso con camiseta, con la lengua de afuera. Se había sentado en la retranca y estaba tan quieto que sólo le faltaba el marco artístico para ser una foto. A Dios gracias formaba entre los nuestros el gangoso Tabacman, más conocido como Tornillo sin Fin, que es el empedernido de la mecánica, y a la media hora de buscarle el motor y de tomarse toda la Bilz de mi segundo estómago de camello, que así yo pugno que le digan siempre a mi cantimplora, se mandó con toda franqueza su ?a mí que me registren?, porque el Fargo a las claras le resultaba una firme ilegible.

Bien me parece tener leído en uno de esos quioscos fetentes que no hay mal que por bien no venga, y así Tata Dios nos facilitó una bicicleta olvidada en contra de una quinta de verdura, que a mi ver el bicicletista estaba en proceso de recauchutaje, porque no asomó la fosa nasal cuando el propio Garfunkel le calentó el asiento con la culata. De ahí arrancó como si hubiera olido todo un cuadrito de escarola, que más bien parecía que el propio Zoppi o su mamá le hubiera munido el upite de un petardo Fu-Man-Chú. No faltó quien se aflojara la faja para reírse al verlo pedalear tan garufiento, pero a las cuatro cuadras de pisarles los talones lo perdieron de vista, causa que el peatón, aunque se habilite las manos con el calzado Pecus, no suele mantener su laurel de invicto frente a Don Bicicleta. El entusiasmo de la conciencia en marcha hizo que en menos tiempo del que vos, gordeta, invertís en dejar el mostrador sin factura, el hombre se despistara en el horizonte, para mí que rumbo a la cucha, a Tolosa.Tu chanchito te va a ser confidencial, Nelly: quien más, quien menos ya pedaleaba con la comezón del gran Spiantujen, pero como yo no dejo siempre de recalcar en las horas que el luchador viene enervado y se aglomeran los más negros pronósticos, despunta el delantero fenómeno que marca goal; para la patria, para el Monstruo; para nuestra merza en franca descomposición, el camionero. Ese patriota que le sacó el sombrero se corrió como patinada y paró en seco al más avivato del grupo en fuga. Le aplicó súbito un mensaje que al día siguiente, por los chichones, todos me confundían con la yegua tubiana del panadero. Desde el suelo me mandé cada hurra que los vecinos se incrustaban el pulgar en el tímpano. De mientras, el camionero nos puso en fila india a los patriotas, que si alguno quería desapartarse, el de atrás tenía carta blanca para atribuirle cada patada en el culantro que todavía me duele sentarme. Calculate, Nelly, qué tarro el último de la fila ¡nadie le shoteaba la retaguardia! Era, cuándo no, el camionero, que nos arrió como a concentración de pie planos hasta la zona, que no trepido en caracterizar como de la órbita de Don Bosco, vale, de Wilde. Ahí la casualidad quiso que el destino nos pusiera al alcance de un ónibus rumbo al descanso de hacienda de La Negra, que ni llovido por Baigorri. El camionero, que se lo tenía bien remanyado al guarda-conductor, causa de haber sido los dos ?en los tiempos heroicos del Zoológico popular de Villa Domínico- mitades de un mismo camello, le suplicó a ese catalán de que nos portara. Antes que se pudiera mandar su Suba Zubizarreta de práctica, ya todos engrosamos el contingente de los que llenábamos el vehículo, riéndonos hasta enseñar las vegetaciones, del puntaje senza potencia, que, por razón de quedar cola, no alcanzó a incrustarse en el vehículo, quedando como quien dice ?vía libre? para volver, sin tanta mala sangre, a Tolosa. Te exagero, Nelly, que íbamos como en onibus, que sudábamos propio como sardinas, que si vos te mandás el vistazo, el señoras de Berazategui te viene chico. ¡Las historietas de regular interés que se dieron curso! No te digo niente de la olorosa que cantó por lo bajo el tano Potasman, a la misma vista de Sarandí y de aquí lo aplaudo como un cuadrumano a Tornillo sin Fin que en buena ley vino a ganar su medallón de Vero Desopilante, obligándome bajo amenaza de tincazo en los quimbos, a abrir la boca y cerrar los ojos: broma que aprovechó sin un desmayo para enllenarme las entremuelas con la pelusa y los demás producidos de los fundillos. Pero hasta las perdices cansan y cuando ya no sabíamos lo que hacer, un veterano me pasó la cortaplumita y la empuñamos todos a uno para más bien dejar como colador el cuero de los asientos. Para despistar, todos nos reíamos de mí; en después no faltó uno de esos vivancos que saltan como pulgas y vienen incrustados en el asfáltico, cosa de evacuarse del carromato antes que el guarda-conductor sorprendiera los desperfectos. El primero que aterrizó fue Simón Tabacman que quedó propio ñato con el culazo; muy luego Fideo Zoppi o su mamá; de último, aunque reviente de la rabia, Rabasco; acto continuo, Spatola; doppo, el vasco Speciale. En el itnerinato, Monpurgo se prestó por lo bajo al gran rejunte de papeles y bolsas de papel, idea fija de acopiar elemento para una fogarata en forma que hiciera pasto de las llamas al Broackway, propósito de escamotear a un severo examen la marca que dejó el cortaplumita. Pirosanto, que es un gangoso sin abuela, de esos que en el bolsillo portan menos pelusa que fósforos, se dispersó en el primer viraje, para evitar el préstamo de Rancherita, no sin comprometer la fuga, eso sí, con un cigarrillo Volcán que me sonsacó de la boca. Yo, sin ánimo de ostentación y para darme un poco de corte, estaba ya frunciendo la jeta para debatir la primera pitada cuando el Pirosanto, de un saque, capturó el cigarrillo, y Morpurgo, como quien me dora la píldora, acogió el fósforo que ya me doraba los sabañones y metió fuego al papelamen. Sin tan siquiera sacarse el rancho, el funyi o la galera, Morpurgo se largó a la calle, pero yo panza y todo, lo madrugué y me tiré un rato antes y así pude brindarle un colchón, que amortiguó el impacto y cuasi me desfonda la busarda con los noventa kilos que acusa. Sandié, cuando me descalcé de esta boca los tamanguses hasta la rodilla de Manolo Morpurgo, l´ónibus ardía en el horizonte, mismo como el spiedo de Perosio, y el guarda-conductor-propietario, lloraba dele que dele ese capital que se le volvía humo negro. La barra, siendo más, se reía, pronta, lo juro por el Monstruo, a darse a la fuga si se irritaba el ciervo. Tornillo, que es el bufo tamaño mole, se le ocurrió un chiste que al escucharlo vos con la boca abierta vendrás de gelatina con la risa. Atenti, Nelly. Desemporcate las orejas, que ahí va. Uno, dos, tres y PUM. Dijo ?pero no te me vuelvas a distraer con el spiantaja que le guiñás el ojo- que el ónibus ardía mismo como el spiedo de Perosio. Ja, ja, ja.

Yo estaba lo más campante, pero la procesión iba por dentro. Vos, que cada parola que se me cae de los molares, la grabás en los sesos con el formón, tal vez hagas memoria del camionero, que fue medio camello con el del ónibus. Si me entendés, la fija que ese cachascán se mandaría cada alianza con el lacrimógeno para punir nuestra fea conducta estaba en la cabeza de los más linces. Pero no temás por tu conejito querido: el camionero se mandó un enfoque sereno y adivinó que el otro, sin ónibus, ya no era un oligarca que vale la pena romperse todo. Se sonrió como el gran bonachón que es; repartió, para mantener la disciplina, algún rodillazo amistoso (aquí tenés el diente que me saltó y se lo compré después para recuerdo) y ¡cierren filas y paso redoblado, marrr!¡Lo que es la adhesión! La gallarda columna se infiltraba en las lagunas anegadizas, cuando no en las montañas de basura, que acusan el acceso a la Capital, sin más defección que una tercera parte, grosso modo, del aglutinado inicial que zarpó de Tolosa. Algún inveterado se había propasado a medio encender su cigarrillo Salutaris, claro está, Nelly, que con el visto bueno del camionero. Qué cuadro para ponerlo en colores: portaba el estandarte, Spátola, con la camiseta de toda confianza sobre la demás ropa de lana; lo seguían de cuatro en fondo, Tornillo, etc.
Serían recién las diecinueve de la tarde cuando al fin llegamos a la Avenida Mitre. Morpurgo se rió todo de pensar que ya estábamos en Avellaneda. También se reían los bacanes, que a riesgo de caer de los balcones, vehículos y demás bañaderas, se reían de vernos de a pie, sin el menor rodado. Felizmente Babuglia en todo piensa y en la otra banda del Riachuelo se estaban herrumbrando unos camiones e nacionalidad canadiense, que el Instituto, siempre attenti, adquirió en calidad de rompecabezas de la Sección Demoliciones del ejército americano. Trepamos con el mono a uno caki y entonando el ?Adiós, que me voy llorando? esperamos que un loco del Ente Autónomo, fiscalizado por Tornillo Sin Fin, activara la instalación del motor. Suerte que Rabasco, a pesar de esa cara de fundillo, tenía cuña con un guardia del Monopolio y, previo pago de boletos, completamos un bondi eléctrico, que metía más ruido que un solo gaita. El bondi ?talán, talán- agarró p?al Centro; iba superbo como una madre joven que, soto la mirada del babo, porta en la panza las modernas generaciones que mañana reclamarán su lugar en las grandes meriendas de la vida... En su seno, con un tobillo en el estribo y otro sin domicilio legal, iba tu payaso querido, iba yo. Dijera un observador que el bondi cantaba; hendía el aire impulsado por el canto; los cantores éramos nosotros. Poco antes de la calle Belgrano la velocidad paró en seco desde unos veinticuatro minutos; yo traspiraba para comprender, y anche la gran turba como hormiga de más y más automotores, que no dejaba que nuestro medio de locomoción diera materialmente un paso.
El camionero rechinó con la consigna ¡Abajo chichipíos! y ya nos bajamos en el cruce de Tacuarí y Belgrano. A las dos o tres cuadras de caminarla, se planteó sobre tablas la interrogante: el garguero estaba reseco y pedía líquido. El Emporio y Despacho de Bebidas Puga y Gallach ofrecía un principio de solución. Pero te quiero ver, escopeta: ¿cómo abonábamos? En ese vericueto, el camionero se nos vino a manifestar como todo un expeditivo. A la vista y paciencia de un perro dogo, que terminó por verlo al revés, me tiró cada zancadilla delante de la merza hilarante, que me encasqueté una rejilla como sombrero hasta el masute, y del chaleco se rodó la chirola que yo había rejuntado para no hacer tan triste papel cuando cundiera el carrito de la ricotta. La chirola engrosó la bolsa común y el camionero, satisfecho mi asunto, pasó a atender a Souza, que es la mano derecha de Gouveia, el de los pegotes Pereyra ?sabés- que vez pasada se impusieron también como la Tapioca Científica. Souza, que vive para el Pegote, ews cobrador del mismo, y así no es gracia que dado vuelta pusiera en circulación tantos biglietes de hasta cero cincuenta que no habrá visto tantos juntos ni el Loco Calcamonía, que marchó preso cuando aplicaba la pintura mondongo a su primer bigliete. Los de Souza, por lo demás, no eran falsos y abonaron, contantes y sonantes, el importe neto de las Chissottis, que salimos como el que puso seca la mamajuana. Bo, cuando cacha la guitarra, se cree Gardel. Es más, se cree Gotuso. Es más, se cree Garófalo. Es más, se cree Giganti-Tomassoni. Guitarra, propio no había en ese local, pero a Bo le dio con “Adiós Pampa Mía” y todos lo coreamos y la columna juvenil era un solo grito. Cada uno, malgrado su corta edad, cantaba lo que le pedía el cuerpo, hasta que vino a distraernos un sinagoga que mandaba respeto con la barba. A ese le perdonamos la vida, pero no se escurrió tan fácil otro de formato menor, más manuable, más práctico, de manejo más ágil. Era un miserable cuatro ojos, sin la musculatura del deportivo. El pelo era colorado, los libros bajo el brazo y de estudio. Se registró como un distraído que cuasi se lleva por delante a nuestro abanderado, Spátola. Bonfirraro, que es el chinche de los detalles, dijo que él no iba a tolerar que un impune desacatara el estandarte y foto del Monstruo. Ahí nomás lo chumbó al Nene Tonelada, de apelativo Cagnazzo, para que procediera. Tonelada, que siempre es el mismo, me soltó cada oreja, que la tenía enrollada como el cartucho de los manises y, cosa de caerle simpático a Bonfirraro, le dijo al rusovita que mostrara un cachito más de respeto a la opinión ajena, señor, y saludara a la figura del Monstruo. El otro contestó con el despropósito que él también tenía su opinión. El Nene, que las explicaciones lo cansan, lo arrempujó con una mano que si el carnicero la ve, se acabó la escasez de la carnasa y el bife de chorizo. Lo rempujó a un terreno baldío, de esos que en el día menos pensado levantan una playa de estacionamiento y el punto vino a quedar contra los nueve pisos de una pared senza finestra ni ventana. De mientras los traseros nos presionaban con la comezón de observar y los de fila cero quedamos como sangüche de salame entre esos locos que pugnaban por una visión panorámica y el pobre quimicointas acorralado que, vaya usted a saber, se irritaba. Tonelada, atento al peligro, reculó para atrás y todos nos abrimos como abanico dejando al descubierto una cancha del tamaño de un semicírculo, pero sin orificio de salida, porque de muro a muro estaba la merza. Todos bramábamos como el pabellón de los osos y nos rechinaban los dientes, pero el camionero, que no se le escapa un pelo en la sopa, palpitó que más o menos de uno estaba por mandar in mente su plan de evasión. Chiflido va, chiflido viene, nos puso sobre la pista de un montón aparente de cascote, que se brindaba al observador. Te recordarás que esa tarde el termómetro marcaba una temperatura de sopa y no me vas a discutir que un porcentaje nos sacamos el saco. Lo pusimos de guardarropa al pibe Saulino, que así no pudo participar en el apedreo. El primer cascotazo lo acertó, de puro tarro, Tabacman, y le desparramó las encías, y la sangre era un chorro negro. Yo me calenté con la sangre y le arrimé otro viaje con un cascote que le aplasté una oreja y ya perdí la cuenta de los impactos, porque el bombardeo era masivo. Fue desopilante; el jude se puso de rodillas y miró al cielo y rezó como ausente en su media lengua. Cuando sonaron las campanas de Monserrat se cayó, porque estaba muerto. Nosotros nos desfogamos un rato más, con pedradas que ya no le dolían. Te lo juro, Nelly, pusimos el cadáver hecho una lástima. Luego Morpurgo, para que los muchachos se rieran, me hizo clavar la cortapluma en lo que hacía las veces de cara.
Después del ejercicio que acalora me puse el saco, maniobra de evitar un resfrío, que por la parte baja te representa cero treinta en Genioles. El pescuezo lo añudé en la bufanda que vos zurciste con tus dedos de hada y acondicioné las orejas sotto el chambergolino, pero la gran sorpresa del día la vino a detentar Pirosanto, con la ponenda de meterle fuego al rejunta piedras, previa realización en remate de anteojos y vestuario. El remate no fue suceso. Los anteojos andaban misturados con la viscosidad de los ojos y el ambo era un engrudo con la sangre. También los libros resultaron un clavo, por saturación de restos orgánicos. La suerte fue que el camionero (que resultó ser Graffiacane), pudo rescatarse su reloj del sistema Roskopf sobre diecisiete rubíes, y Bonfirraro se encargó de una cartera Fabricant, con hasta nueve pesos con veinte y una instantánea de una señorita profesora de piano, y el otario Rabasco se tuvo que contentar con un estuche Bausch para lentes y la lapicera fuente Plumex, para no decir nada del anillo de la antigua casa Poplavsky.Presto, fordeta, quedó relegado al olvido ese episodio callejero. Banderas de Boitano que tremolan, toques de clarín que vigoran, doquier la masa popular, formidavel. En la Plaza de Mayo nos arengó la gran descarga eléctrica que se firma doctor Marcelo N. Frogman. Nos puso en forma para lo que vino después: la palabra del Monstruo. Estas orejas la escucharon, gordeta, mismo como todo el país, porque el discurso se transmite en cadena.
Pujato, 24 de noviembre de 1947.

lunes, 19 de abril de 2010

DE-KÁ-LOGO DE FRASES IN-K-OHERENTES (DE SMS)





A. (19/04/10) “1 tomate, 1 huevo, 1 paty está perfecto”- para salir en la revista CHACRA, pedazo de cretinaaaaaa!!!
B. (19/04/10) “Karina, t olvidast tus DRF, t los guardo para el lunes prox, bs”  en otro momento hubiese dicho que no eran DRF sino que había hecho incursiones palermitanas.
C. (19/04/10) “K lo ponga en la alacena!!!! Ja ja ja!!!!! Diosssss!!! Estás en coma!!!!!”  Tejada, jugando a “Karina´s Anatomy”. No le hace bien mirar las series traducidas al galaico.
D. (19/04/10) “Tengo romero, cedrón y estragón”  No voy a ser yegua, pero de todas las ridiculeces, elegí la más loser. ¿qué es? ¿Belén “Poto Poto” Francese con sus rimas?”
E. (19/04/10) “Tenés razón. No te jodo más. Beso. Me olvidaré con el tiempo” más vale que tengo razón, infeliz
F. (19/04/10) “Hacemos rejunte de las chicas de Pizarro y Pola. Pensate un lugar, vos que sos SOLTERA”  no sé si meter la cabeza dentro del horno o masticar el libro de la gramática descriptiva de la lengua castellana.
G. (19/04/10) “Sos la unica mujer por la que yo voy a esperar hasta que me muera”  empezá a morirte, pérfido!
H. (19/04/10) “…. Ma)ana ….mos…mos…sos” (vino cortado) comprate la tortuguita…
I. (19/04/10) “ufa, pero yo quería ir al cineeeeeeeeeeee” ((((ENVIADO)))  ¿pica pica? Pica Varia.

DE-KA-MERÓN (MENOS CINCO)

1. UNO PODRÍA SER FELIZ TENIENDO LAS PIERNAS LARGUÍSIMAS. EN SU DEFECTO TENÉS UNA PLANCHITA QUE CUMPLE EL MISMO EFECTO, ALARGAR TU PELO PARA COMPENSAR TU FALTA DE ALTURA. NO ES LO MISMO, LO GENIAL ES SI NO NECESITÁS UNA PLANCHITA PARA HACER CRECER TU ALTURA MORAL.

2. MIRAR LAS COSAS DE TU HABITACIÓN ADOLESCENTE ES MOLESTO CUANDO TE PERCATÁS DE QUE HAY POR LO MENOS DIECISEIS PELUCHES DE CONEJOS. NO SE ENTIENDE QUÉ RELACIÓN O ASOCIACIÓN HACE LA GENTE ENTRE UNA Y LOS CONEJOS. POR MI AUTOESTIMA ESPERO QUE NO SEA POR LAS OREJAS.

3. A VECES VOY CAMINANDO Y ME TROPIEZO. PARECE QUE ES UNA DE MIS CARÁCTERÍSTICAS MÁS EXTRAVAGANTES. LUEGO ME DOY CUENTA DE QUE ES UN PROBLEMA DE PSICOMOTRICIDAD Y ME DA VERGÜENZA PROPIA, Y PERSONAL Y AJENA (CUANDO LOGRA LA DISOCIACIÓN)

4. PANCHERO OFENDIDO POR LA TRANSCRIPCIÓN DE LA CHARLA. SE LE OFRECE LAS DEBIDAS DISCULPAS. SE OFUSCA MÁS POR NO SER TOMADO EN CUENTA. ¿SERÁ ESE UN PROBLEMA DE LOS HIJOS ÚNICOS? SE SUPONE…EL DE LA DEMANDA DE ATENCIÓN. HABRÍA QUE TIRAR A LOS HIJOS ÚNICOS DEL MONTE HIPERIÓN COMO HACÍAN LOS ESPARTANOS CON LOS QUE NO SERVÍAN. SUPONGO QUE HAY QUE TIRARLOS, NO TIRAR”LAS”

5. YA QUE LA GENTE MIRA MI BLOG. ENVÍO REGALOS. GRACIAS GRACIAS POR EL APLAUSO…YO TAMBIÉN LOS QUIERO!!!

CRÓNICA DE UN ATARDECER- ANOCHECER RARO


1. Caminando por pleno Alvear, mi alumno me dice con voz enojada (anche indignada) “Rola, sé como volverme a mi casa”, me enojo por la desobediencia y para darme bronca dice: “MA, mirá que lindo vestido”. La gente me mira asombrada de que tenga un supuesto hijo alto, no que sea madre de un adolescente pérfido. Ergo, me siento realmente anciana, y mis All Star ya no son tan bellas y verdes…

2. Subo al tren para ir al Señor Seminario. Está el aire acondicionado, siento frío y en consecuencia me pongo un ‘saquito’. El mero hecho de mencionar y ver escrita la palabra ‘saquito’, hace que me sienta igual que en el punto 1.

3. Bajo en Lisandro de la Torre, una terrible perra me arrebata el TAXI que estaba por tomar. Me enojo y cruzo. Un terrible salame me arrebata el TAXI que estaba –nuevamente- por tomar. Se me erizan los pelos de la nuca, y quiero putear. Me para un 504. Me hace sentir feliz. Me caen bien esos autos que me recuerdan la edad de oro del taxi…

4. Bajo del TAXI. Está tan hecho mierda que termino prácticamente dejándole la puerta colgando. El señor me mira mal por la brutalidad. Le explico que la culpa es que estoy muy cargada y no puedo sostener la puerta. El sr tachero no comprende, pues si estoy cargada debería no tener fuerza. Lo toma como un acto adrede y se va refunfuñando. Escucho que dice TURRA (ja, Turrisi me dice Nico)

5. Nadie entiende mi nueva remera. Todos piensan que es un sombrero. Y como nadie entiende que yo pueda usar algo así, no miran la parte de la espalda que es una serpiente que se tragó un elefante. Es parte de el libro “El Principito”. Yo no quiero quedar como una loca, pero no es mi culpa si la gente es medio pelotuda.

6. Para no llegar tarde a mi casa, me niego a tomar el 141 porque da miles de vueltas. Se me ocurre un acto inteligente, ir hasta Plaza Italia y tomarme el 34 para llegar a un punto X y luego tomar un taxi para llegar al punto Z, o sea mi hogar TorriZeZco. Me cuelgo en el Bondi, no me bajo, me equivoco y termino detrás de la vía de Liniers. Lágrimas internas brotarían, pero doy pasitos cortitos para llegar a la parada del 4. Ergo, son las once y media de la noche y recién llego. Horrible.

7. Tres sms de mierda: los primeros dos de mis alumnos que tienen que rendir el miércoles (MIÉRCOLES!!!, O SEA YAAAAA!!!) para preguntarme los temas. No sé si contestarle o directamente pensar en cómo ponerle un dos, viendo como la subjetividad y blabla se apoderan de mí. Otro es totalmente Infame. Hecho de pleno discurso banal. Me pongo de mal humor Sí- No- Tal vez. De seguro me la agarre con el primer adefesio que aparezca.

8. Detesto los días antes de que me venga por la mierda de necesidad-de-algo-dulce-para-llenar-el-teóricamente-barril-sin-fondo-de-mi-estómago. Estuve todo el día con el pensamiento (sin llevarlo a cabo) del Helado de Limón. Siempre pienso que por ser Limón no engorda, sino engorda me puedo clavar un cuarto. Si me clavo un cuarto, por qué no acompañarlo de Sambayón. Finiquito con 2000 kcalorías. Me importa tres belines. De mal humor lo trago. De seguro encuentre espacio como cinturón en la KAdera. Nueva excusa: estoy reteniendo líquidos porque tengo que indisponerme. Buena excusa, fea consecuencia.

9. Frase verbal obligativa rompe las pelotas. Odio la gente que no modalizá su discurso. Existen distintas formas de utilizar índices de actitud valorativa, pragmática, emocional, directas y cuasi directas. Barrenechea distingue tres índices de actitud, y analiza sus funciones desde el punto de vista de la gramática. Kovacci en cambio (me Kabe más porKe se esKribe con “K”) analiza que en realidad se trata de modificadores de la modalidad. Y (OBVIAMENTE) no llega a ninguna conclusión, salvo que en definitiva más palabras, el lenguaje es puramente icónico: en vez de decir “¿por favor sería tan amable de decirme, si es tan amable, la hora?”, es más fácil decir “¿ché, qué hora es?”. Es claro que la gente opta por la primera opción. Pelotudismo, al que llaman

10. Muero del sueño. Sin embargo no dejo de preguntarme, y revuelvo y revuelvo en la memoria que si habré hecho bien. Mmmm no me gusta preguntarme las cosas porque no llego a hacer ninguna clase de síntesis y menos de idea. Creo que creo en lo que creo, y no creo en las cosas que creo. Creo en que creo bien. Pero a veces creo que las cosas en que creo son cosas en las que no debería creer. Si no creyera tanto en las cosas que creo, creería que la creencia es una virtud que –creen los demás, es buena-. Sin embargo, descreo por momentos de las cosas que creí un minuto atrás y luego confirmo que estaba bien no creerlas. Es como si un flash restrospectivo / prospectivo se adueñara de la creencia. Y ahí no creo en nada. Soy Shakira, ni en mitologías, ni en el azar (Azar? Azahar? Asar?) blableta…

domingo, 18 de abril de 2010

LA TIRADA DE LA RUNA DEL DÍA!!!




LA RUNA QUE TE TOCÓ TIENE UN NOMBRE TERRIBLEMENTE DIFICULTOSO DE PRONUNCIAR Y/O ESCRIBIR. SIN EMBARGO, ES IMPORTANTE QUE SEPAS QUE NO ES TAN PROBLEMÁTICO, PUES INTENTAREMOS HACER UNA LECTURA DE LA RUNA QUE TE HA TOCADO EN SUERTE, Y DESTINO, PUES QUERIDA CONSULTANTE, LAS RUNAS NO SOLO SON PARTE DE UN ORÁCULO AZAROSO, SINO QUE LOS ESPÍRITUS DE LAS WALKIRIAS SE ESCONDEN TRAS CADA PIEDRITA. LOS RESULTADOS SON LOS SIGUIENTES:

LOS NACIDOS BAJO LA RUNA THORN SON PERSONAS DE UN CARÁCTER MUY CICLOTÍMICO QUE PUEDE VARIAR EN EL TRANSCURSO DE UN MISMO DÍA, DE ACUERDO CON CUÁN CERCANO DÉ EL DARDO DE LA CERBATANA QUE ARROJÓ CUALQUIER INCONSISTENTE VERBAL. POR LO GENERAL, SON PERSONAS AGRADABLES, CON BUEN MANEJO DISCURSIVO Y UNA TOTAL CAPTATIO DEL PÚBLICO PRESENTE, DE AHÍ LA CAPACIDAD CAMALEÓNICA DE TRANSFORMARSE Y MUTARSE (CAMOUFLARSE TAMBIÉN) EN UNA SERIE DE ALTER EGOS CAPACES DE QUEDAR BIEN CON DIOS, EL DIABLO Y CUALQUIER ANGELOTE QUE ANDE DANDO VUELTAS.

ESTOS SERES ESTÁN DOTADOS DE UN SENTIDO MUY ESPIRITUAL, DE ALLÍ QUE LA FE LES ES INCUESTIONABLE. ES DECIR, QUE HAY INSTANTES DONDE SU IRRACIONALIDAD ES PODEROSA EN SITUACIONES COMO LAS PELEAS DE LAS PERONCHAS, O LOS MOMENTOS DONDE SE TERMINA CON UN VASO DE VINO COREANDO LA MARCHA PERONISTA. DE AHÍ QUE LA CREENCIA FORME PARTE DE MUCHO MÁS QUE LA PERTENENCIA A UN PARTIDO POLÍTICO, SINO TIENE QUE VER CON UN MODO DE VIDA, Y DE UNA FORMA DE LUCHAR A FAVOR DE LA JUSTICIA SOCIAL QUE TANTA FALTA LE HACE A ESTE PAÍS. ES EN ESTE ASPECTO DONDE LOS NACIDOS BAJO ESTA RUNA, COMETEN UNO DE SUS ERRORES MAS RECURRENTES: EL TRATAR DE CONVENCER AL OTRO DE SU DOCTRINA. SERÍA BUENO, COMO APRENDIZAJE EN LA VIDA QUE SE DEJEN DE QUERER CONVENCER A LOS PELAGATOS QUE OCUPAN LUGARES ACCESORIOS PARA DARSE CUENTA DE QUE NO ESTÁN CAPACITADOS MENTAL (NI DISCURSIVA) MENTE PARA UNA VERDAD DE ESE TIPO.

CON RESPECTO A LAS RELACIONES INTERPERSONALES, LOS NACIDOS BAJO ESTA RUNA SE SABEN QUE ENTREGAN TODO. SEA FAMILIA, AMIGO, PAREJA, GARCHE. SON PERSONAS QUE ENTREGAN TODO POR UN RATO, ERGO SI UD SE ENCUENTRA CON UNA DE ESTAS PERSONAS, Y TIENE UN DELIRIO MEGALÓMANO, LO PEOR QUE LE PUEDE HACER ES LOGRAR LA APERTURA PARA TIRARLE LIMÓN Y SAL EN LAS HERIDAS COMO PARA SU DIVERTIMIENTO PERSONAL. PUES LOS NACIDOS BAJO THORN, POR LO GENERAL SON BASTANTE CERRADOS EMOCIONALMENTE, Y UNA VEZ QUE SE ABREN, ES BASTANTE CRUEL ACTUAR EN CONSECUENCIA. LO IDEAL ES DEJARLOS LIBRES, FINTEANDO Y SALTANDO COMO SUELEN HACER, HACIENDO COMO QUE NO HAN ESCUCHADO NINGUNA DE SUS DECLARACIONES.

EN CUANTO A LA SALUD, LOS NACIDOS BAJO ESTA RUNA, POSEEN GRAN CAPACIDAD PARA LOS EXCESOS DE TODO TIPO: DENLE COMIDA, BEBIDA Y TERRIBLE SEXO DESENFRENADO, PARA VERLOS FELICES. NIÉGUENLE ALGUNA DE LAS TRES POSIBILIDADES, Y SE ENCONTRARÁN CON UNA FIERA. ESO OCURRE PORQUE NOVIEMBRE EN EL HEMISFERIO NORTE, HACE FRÍO, Y EN CONSECUENCIA LOS NACIDOS EN ESTA RUNA TIENEN DESEOS DE LLENAR HUECOS CON CUALQUIERA DE LAS TRES COSAS.

LA FRASE DE ELLOS: “NO ME ROMPAS LAS PELOTAS, Y TE ALCANZO EL CIELO CON MIS PROPIOS BRAZOS. JODEME Y TE ALCANZO EL INFIERNO, INFELIZ”

PRO ASCETISMO

La ascesis (la veleidad de la ascesis) se dirige al otro: fíjese en lo que hace. Es un chantaje, pues se pone enfrente al otro la figura de mi propia desaparición, sino cede (¿a qué?)

Rolandito Barthes (Fragmentos de un discurso amoroso)

Si hay algo ideal en la lectura de los Fragmentos Barthianos, es justamente su calidad fragmentaria. Una de las mejores terapias que hemos practicado junto a un extra con el que salía en épocas del profesorado era la lectura sistemática (como si el pobre Rolando hubiese escrito el I-Ching) y nos enfrascábamos en triviales (y llegaban a ser existenciales) discusiones. En una de ellas, recuerdo que analizamos cuál de las posibilidades eran ideales para expresar la ira. (por dios, qué aparato el muchacho, y qué terrible gansa, la que escribe). En fin, dialécticas aparte, recuerdo que una de mis reacciones fue la de la actuación de la ascesis –de la cual tuve un rapto en estos días-. Entonces, la solución era que ante cada situación que me sobrepasase yo iba a actuar cual Siddharta retirándome del mundo, y yendo a meditar por encima de un monte antes de atacar a mi interlocutor revoleándole una empanada de caprese.

Confieso haber tenido una gran recurrencia a las actitudes ascéticas, sin embargo ellas no aparecen con la intención de hacerme llegar a lo más alto de mi existencia, muy por el contrario, estas actitudes conllevan un rebaje de cuarta a segunda, como para refrescar la reacción (iracundiaaaaa) que pueda venir. O sea, no hay nada de mental, es puramente físico. Así Torrisi, le va a ser complicadita la ascensión a la Rosa Blanca.


Y encima ahora, estoy desvelada. La puta madre que lo parió!

Odi et amo,quare id faciam, fortasse requiris, nescio, sed fieri sentio et excrucio

SOY TORRISI, UNA TORRE QUE NO SE QUIEBRA JAMÁS



(¿Cómo, el deseo no es siempre el mismo, esté presente o ausente el objeto? ¿El objeto, no está siempre ausente? –no es la misma languidez: hay dos palabras: Pothos, para el deseo del ser ausente, e Himeros, más palpitante, para el deseo del ser presente.)

No siempre los domingos son geniales. A veces, en la penumbra, tanteo los lugares por donde solía pasar mi padre y coloco mis manos en donde quedaron sus huellas. Sé que por más que establezca ese conjuro, no regresará a mi lado. Pues nunca ha ocurrido.

Me pregunto qué extraño de él, y no sé qué palabras utilizar. Porque no lo extraño porque no está, es un extrañamiento anterior, visceral, de ver cuándo se iba cayendo como la torre. (Torrisi, torre)

Una vez fui a una mina que me tiró las cartas. No creo en nada que pueda estar sujeto a la interpretación del otro. Considero que la interpretación de cualquier texto varía con cualquiera que así lo crea. Y si tenemos en cuenta que todo texto es plural, entonces cada interpretación, cada lectura o reescritura, también lo es. Es por eso que pensé hasta qué punto la interpretación de la sujeta podría valer la pena. Sin embargo, sola en pleno Dardo Rocha, consideré que era mejor que el Destino dejara algo para emocionarme o conmoverme, o tan solo que dijera algo para agarrarme. Recuerdo haber visto la carta de la Mansion de Dieux, y ella habló de rupturas y de caídas. Yo recuerdo haber visto los ojos de mi papá, llorando. Luego vi la carta de “El Carro”, y me vi cargando con mochilas que no podría tolerar. La última fue la carta de “El Loco”, mi carta favorita. Entendí que sólo teniendo fuerza y una personalidad diferente, podría estar acorde con las circunstancias.

Pasó el tiempo (escucho Pink Floyd y, juro que no da un domingo escucharlo), y me encuentro deambulando nuevamente por mi casa. Que ya ha dejado de ser mi casa. Es la casa del recuerdo de él. Porque todo lo invade esa ausencia. Una vez alguien me dijo que yo dormía muy poco en mi casa. No le pude contestar que desde que mi padre no está, el sueño se me ha vuelto ingobernable. Ya no duermo, y doy innumerables vueltas para soportar que no esté. Creí que si negaba que no estaba, si estaba todo el día afuera, si estaba en otra casa, si estaba con alguien que me ayudara a mitigar esa ‘no presencia’ iba a estar mejor. Creí que la verdad estaba en un espejo al que me acercaba para ingerirme y para llenarme de mí. No me di cuenta de que estaba tan vacía hasta que me empecé a mirar realmente. (How I wish you were here). No era ni bueno ni tierno. Él me enseñó que las mujeres son débiles, y lloran. Por eso los Torrisi no lloramos. (no lloré cuando él murió) No lloro –salvo ahora que hace frío y llueve y no tengo distractores que me hagan pensar en otra cosa- (¿aclaré que ni cuando llevé el cajón, derramé una lágrima?). Yo no lloro porque soy Torrisi. Los Torrisi aprendimos a sostener al otro, no que nos sostengan. Tal vez, ése sea nuestro error. Nos creemos omnipotentes, y sufrimos de heridas constantes en las piernas. Desde las úlceras de mi abuelo, hasta el problema de rodillas de mi padre. Yo como buena hija adopté aquello que me enseñó, tanto que sufro desgarros en las piernas cuando me sobre-exijo. Casualmente esos momentos se dan cuando debo ser algo que naturalmente no me sale. Ser Torrisi no es algo que me nazca orgánica ni biológicamente, es algo que aprendí a lo largo de mi vida. Ser Torrisi es ser la perfección, es ser impenetrable y ser absolutamente imposible de completar. Ser Torrisi es ser inabarcable.

Mi papá era demasiado grande. Jugué mucho tiempo a ponerme sus pantuflas y mientras caminaba en ellas, él se reía (no sonreía) al verme como tropezaba. Y mientras me quedaba caída, le ponía una cara –dios, espero no repetirla en la actualidad- y él me daba una mano. Era mi felicidad total ver que alguien tan grande me levantara. Y enseguida me decía “Karina, vas a crecer tanto, que mis pantuflas te van a quedar chicas”. Aún no entiendo nada de lo que quiso decir. Ni crecí de altura (conservo el lamentable metro cincuenta y siete) ni maduré como él esperaba.

Cuando me llevaba a la fábrica, me ponía un enterito jardinero. Siempre tuve enteritos jardineros, salvo en la actualidad, porque mi madre considera que soy poco femenina (No es la única que considera eso). Mi mejor amiga, cuando me agarran los ataques de llanto, me aconseja que empiece a mostrar este aspecto. Ella ignora absolutamente que los Torrisi no lloramos nunca, y que ese signo de debilidad es imperdonable. Se llamaba Pathos, no? La ausencia del que no está presente.

Escena: Vito Corleone y su ahijado Frankie. En realidad era una encarnación de Frank Sinatra, el film de Coppola busca mostrar la relación que hay entre la mafia y ‘la voz’ (basta de digresiones…), en fin, Frankie llora porque se sabe incapaz de alcanzar el papel por el que ha soñado toda su vida. Su padrino lo mira, con rencor, con ira y con vergüenza, le pega una cachetada y le dice a los gritos en pleno estudio: “¿¿¿Llorar??? ¡¡¡Eso lo hacen las mujeres!!!. Acto seguido, él le hace una burla tan desagradable, pero ahí, lo veo a él que se da vuelta y me mira, con esos ojos tan grandes y tan extraños (porque mi papá tenía los ojos muy grandes, color miel, creo que era uno de los rasgos que le daban algo de ternura a su mirada). Él me mira y me dice, ves Kari? ves por qué no hay que llorar. Y bajé la mirada. No quedaba nada de qué hablar (¿estoy cantando?). tampoco queda mucho de qué hablar.

Escena dos: Karina frente a unas plaquetas. No eran iguales a las del otro. Eran diferentes. Pero tomarlas en la mano, le hizo recordarlo. Alguien le dijo: “Te trataba como a un hijo”. A ella le dolió, lo sé bien. A mí no, porque los Torrisi no sienten nada. Ella se sintió herida en su femineidad. Yo no, porque él me dio toda la mirada. Yo fui única para él. Y él fue “El HOMBRE”, con todas las letras. El único que me sostuvo, y el único que me pagó un curso de alineación y motores. El único que confió para que manejara el auto (al cual él llamaba ‘su vida’). Él confió en mí, para que yo fuera todo aquello que quisiera. Antes de morir me dijo, que en el fondo, ser mujer no era tan malo. Hay algunas que son inteligentes. Yo, por ejemplo.

CIRCE, CUALQUIER PARECIDO ES AZAROSO...ASÍ QUE NO A LA COMPLICACION DE LA ACLARACION....


El nombre Circe proviene de la mitologia Griega (en griego Κίρκη) Circe era una diosa y hechicera que vivió en la isla de Eea.

Sus padres fueron Helios, el titán preolímpico del Sol, y la oceánide Perseis. Como hermanos tuvo a Eetes, el rey de la Cólquida, y Pasífae. Transformaba a sus enemigos o a los que la ofendían en animales mediante el uso de pociones mágicas y era conocida por sus conocimientos de herborística y medicina.

En La Odisea de Homero, su casa es descrita como una mansión de piedra que se alzaba en mitad de un claro en un denso bosque. Alrededor de la casa rondaban leones y lobos, que en realidad no eran más que las víctimas de su magia: no eran peligrosos y lisonjeaban a todos los extraños. Circe dedicaba su tiempo a trabajar en un gran telar.

Cuando Odiseo llegó a la isla de Eea mandó bajar a la mitad de la tripulación, quedándose él en su barco. Circe invitó a los marineros a un banquete, envenenando la comida con una de sus pociones, transformándolos en cerdos con una vara después de que se hubieran atiborrado. Sólo Euríloco, sospechando una traición desde el principio, logró escapar avisando a Odiseo y a los otros que habían permanecido en los barcos. Odiseo partió al rescate de sus hombres pero en el camino fue interceptado por Hermes, quien le dijo que se hiciese con algunas hierbas de moly para protegerse del mismo destino. Cuando Circe no pudo convertirlo en animal Odiseo le obligó a devolver a sus hombres la forma humana.

Más tarde Circe se enamoró de Odiseo y le ayudó en su viaje de regreso a casa después de que él y su tripulación pasasen un año con ella en su isla. Según Homero, Circe sugirió a Odiseo dos rutas alternativas para volver a Ítaca: bien hacia las «rocas errantes» (las pumíceas islas Lípari, llamadas de forma parecida en las notas de viaje del Chou Ju-kua en el siglo XIII), donde reinaba el rey Eolo, o bien pasar entre la peligrosa Escila y el remolino de Caribdis, normalmente identificado con el estrecho de Mesina.

Casi al final de su Teogonía Hesíodo cuenta que Circe tuvo tres hijos de Odiseo: Agrio (por lo demás desconocido), Latino y Telégono, quien gobernó a los tirsenos, es decir los etruscos. Poetas posteriores sólo suelen mencionar a este último como hijo de Odiseo y Circe. Cuando se hizo adulto, cuentan, Circe le envió a buscar a su padre, quien había regresado mucho tiempo atrás a su hogar, pero al llegar Telégono le mató por accidente, llevando su cuerpo de vuelta a Eea junto con su viuda Penélope y su hijo Telémaco. Circe les hizo inmortales y desposó a Telémaco, mientras Telégono se casó con Penélope.

EL BESO DE CIRCE




CUANDO ODISEO MIRABA EL OCASO, ELLA SE DIO CUENTA DE QUE NO ERA SUFICIENTE REGALAR BREBAJES Y JUGAR A LAS TRANSFORMACIONES DE MANERA CONSTANTE. MIENTRAS LO MIRABA, NOSTÁLGICO Y MELANCÓLICO, RECORDANDO EL VASTO MAR, CAYÓ EN LA CUENTA DE QUE HACÍA POR LO MENOS UN AÑO DE SU LLEGADA A LA ISLA DE EA. ES VERDAD QUE ELLA LO VIO COMO UNO MÁS DE LOS INTRUSOS QUE DESEABAN MERODEAR EN SU ISLA, PARA DESCUBRIR QUÉ HABÍA DEBAJO DE LOS VELOS. ES VERDAD QUE ELLA LO SUBESTIMÓ POR GRIEGO, POR NAVEGANTE, PERO POR SOBRE TODO, POR HOMBRE.

A LO LARGO DE SU EXISTENCIA, ELLA HABÍA APRENDIDO DE SUS ANTECESORES EL ARTE DE LA MAGIA. NO EN VANO, ERA EL SOL SU PADRE. DESDE PEQUEÑA HUBO APRENDIDO CÓMO LA HIERBA MOLY PODÍA CONVERTIR A LOS HOMBRES EN ANIMALES (DE ACUERDO CON SU NATURALEZA). DE ESTA MANERA, SU PALACIO ESTABA REBOSANTE DE CERDOS, DE LEONES -QUE SE CREÍAN BRAVOS- DE PERROS FIELES Y DE GATOS RONRONEANTES. ELLA HABÍA APRENDIDO QUE LA MEJOR DEFENSA ES UN BUEN ATAQUE, Y NUNCA ES LADRÓN QUIEN AVISA QUE ESTÁ SUSTRAYENDO ORO. SIEMPRE SUPO QUE LES GANARÍA EN SU PROPIO TERRENO. ELLOS LLEGABAN A SU ISLA, INSPECCIONABAN, HUSMEABAN Y OLÍAN TODO A SU ALREDEDOR. COMO OTROS ANTERIORES, SE CREYERON CON DERECHOS SOBRE ESA ISLA QUE PARECÍA DESHABITADA Y PROTEGIDA SOLO POR LA ABUNDANCIA DE LA NATURALEZA. ERAN INVITADOS POR LA AMA A UN DELICIOSO BANQUETE. UNA VEZ ALLÍ ERAN JUZGADOS (¿POR QUIÉN?). ELLA LOS EVALUABA, Y LUEGO LES OFRECIÁ UN DELICIOSO VINO DESTILADO EN SUS PERFUMADOS TONELES. ELLOS BEBÍAN Y A UN TOQUE DE SU VARITA, ERAN METAMORFOSEADOS EN SU VERDADERA ESENCIA. DIFERENTES EXPEDICIONES LLEGARON A LA ISLA DE EA. NADIE PUDO CONTAR QUÉ OCURRIÓ ALLÍ. LO QUE SABEMOS ES SOLO EL RELATO DEL RELATO DE UN VATE QUIEN TEORICAMENTE FUE UNO DE LOS TANTOS AEDOS QUE CONTÓ LA HISTORIA DE AQUÉL QUE ESTABA LEJANO DE SU PATRIA, Y QUE NUMEROSOS PELIGROS AFRONTÓ POR SU SOBERBIA. PERO NO HUBO ALGUNO QUE CONTARA LA HISTORIA DE ELLA, LA QUE LO MIRABA LLORAR FRENTE AL MAR.

LO PRIMERO FUERON LOS SIGNOS. EL HOMBRE SOLÍA LEVANTARSE EN LAS NOCHES PARA MIRAR LA LUNA Y OBSERVAR ESE INTRANQUILO MAR. SE SABÍA QUE AFUERA, LA CÓLERA DIVINA LO ESPERABA. POR ESA RAZÓN ELLA LE OFRECIÓ ESTADÍA EN SU ISLA. NO PORQUE SE VIERA POR PRIMERA VEZ EN LA IMPOSIBILIDAD DE TRANSFORMARLO (ES VERDAD QUE CON EL TOQUE DE SU VARITA, ÉL PERMANECIÓ INMUNE Y CONTINUÓ SIENDO HOMBRE). TAMBIÉN ERA VERDAD QUE POR UNA VEZ EN TODA SU EXISTENCIA, CIRCE SINTIÓ QUE YA NO TENÍA GANAS DE USAR SU VARITA Y QUE ACOMPAÑADA DE TANTOS ANIMALES, POR UNA VEZ QUERÍA UN INTERLOCUTOR. TAMBIÉN ERA INTERESANTE SABER QUE SU HUÉSPED ERA CONOCIDO COMO 'EL ASTUTO',. 'EL ODIOSO -U ODIADO-" Y ALGUNOS LE LLAMABAN 'NADIE'. LE PARECIÓ POCO IMPORTANTE DARLE UN PODER A NADIE, Y SE RIÓ AL IMAGINAR EL HECHO. PERO EL TIEMPO FUE PASANDO, Y YA NO ERA EL DON DE LA INMORTALIDAD, NI ERA EL HERMOSO TIEMPO EN SU CAMA LOTÓFAGA, NI MUCHO MENOS EL SOLTARSE SUS LARGAS TRENZAS NEGRAS...EL FORASTERO DEBÍA REGRESAR A SU CASA. LUEGO CONTINUABA CON UNA MIRADA LÁNGUIDA DESDE LA CAMA. ELLA LO VEÍA DAR CONTINUAS VUELTAS, COMO SI NO PUDIESE CONTENERSE DE LA NECESIDAD DE AUSENTARSE. ELLA CONOCÍA ESE ESTADO POR HABER PELEADO POR AÑOS PARA SENTIRSE ASÍ, SOLO QUE YA NO QUERÍA ESO. ENTONCES, REVUELTA EN SÁBANAS PÚRPURAS, LO VEÍA EN UN INCESANTE CAMINO QUE PARECÍA NO TENER RETORNO. EN UN SEGUNDO MOMENTO ELLA SE ENTRISTECIÓ.

LO ÚLTIMO TUVO QUE VER CON UN REGALO. ELLA LE REGALÓ UNA MANZANA. CUENTA VIRGILIO EN LA ENEIDA, QUE DIDO TAMBIÉN REGALÓ UNA 'MITTIA POMMA' A ENEAS ANTES DE QUE PARTIESE. CUENTAN QUE TAMBIÉN EVA REGALÓ UNA MANZANA A ADÁN ANTES DE HACERLO CAER DEL PARAÍSO. CUENTAN QUE ESTABA CONTENTA CON REGALARLO AL HIJO DE LAERTES.

RELATAN LOS GRIEGOS QUE HAY UN SENTIMIENTO TAN PROFUNDO EN LOS HOMBRES COMO EL AMOR, ESE SENTIMIENTO SE LLAMA EL 'NOSTOI' DE DONDE PROVIENE NUESTRA "NOSTALGIA". ASÍ, EL NOSTOI, ES EL DESEO DE REGRESO A 'SU' LUGAR. EL LUGAR ERA ÍTACA Y SU REINA. CIRCE SABÍA DE ESE EXTRAÑO SENTIMIENTO QUE POSEEN LOS MORTALES, Y SIMPLIFICÁNDOLE A AQUEL VIAJERO LAS PALABRAS ALADAS, LE CONCEDIÓ UN ÁRBOL QUE NUNCA ACABABA DE CRECER PARA QUE CONSTRUYERAS LA NAVE MÁS FUERTE ANTES VISTA. MIENTRAS LO VEÍA SÓLO DESARMANDO Y ARMANDO ESTRUCTURAS, LE OFRECIÓ UN BREBAJE CON GUSTO A ALMENDRAS MENTOLADAS QUE LE PROVOCARON UNA EXTRAÑA FUERZA EN SU PECHO. CON TIERNAS PALABRAS, LA MAGA LE DIJO QUE ERA PARA ENDURECER SU CORAZÓN, Y EL FORASTERO SÓLO PUDO SONREÍRLE. DÍAS Y NOCHES PASABAN. ELLA SE DESPERTABA EN SU CAMA SOLA Y LO MIRABA A TRAVÉS DE LA ABERTURA DE SU CÁMARA: ÉL IBA Y VENÍA, ATANDO RAMITAS AQUÍ Y ALLÁ. Y DE A POCO, LA EMBARCACIÓN FUE TERMINADA.

¿CÓMO LA HIJA DE HELIOS IBA A DARLE TANTA IMPORTANCIA A UN MORTAL? ¿EN QUÉ MOMENTO ESE FORASTERO SIGUIÓ PORTANDO ROSTRO HUMANO EN VEZ DE SER UNO DE SU ESTABLO? ¿POR QUÉ LLORA POR SU PARTIDA? ¿POR QUÉ AVISARLE DE LOS PELIGROS QUE ENFRENTARÁ EN SU TRAVESÍA? ELLA IGNORA TODO ESO, SÓLO SABE QUE EN LA CONTIENDA LE GANÓ SU HUÉSPED, Y ES EN ESE DEBER SER QUE ELLA SERÁ AQUELLO QUE ÉL QUIERE QUE SEA: MAGA, HOSPEDANTE, HECHICERA, ACORAZADA, Y FUNDAMENTALMENTE ACÓLITO.

YO TENGO PARA MÍ QUE ELLA QUISO SABER LO QUE ERA ESPERAR AL OTRO. YO TENGO PARA MÍ QUE JAMÁS HUBIESE ÉL OLVIDADO A ÍTACA PORQUE ERA AQUELLO QUE LO HACÍA 'EXISTIR'. YO CREO QUE HUBO UN INSTANTE EN QUE SE MIRARON ANTES DE LA PARTIDA Y ODISEO PENSÓ "Y SI..." Y ELLA PENSÓ EN UN "QUIZÁS...". PERO COMO ELLOS SON LITERATURA, UNO PUEDE PENSAR Y ESPECULAR (REFLEJAR EN UN ESPEJO). FINALMENTE ELLA LO BESÓ EN LOS LABIOS, LE AGRADECIÓ ESA ESTADÍA QUE MITIGÓ TANTO SU SOLEDAD, Y LO VIO PARTIR RUMBO A ESCILA, CARIBDIS, SIRENAS Y HADES...NUNCA MIRÓ ATRÁS. SONRIÓ PENSANDO QUE HABÍA MUCHOS ANIMALITOS EN SU ESTABLO QUE OCUPAN DEMASIADO LUGAR, Y PENSÓ EN UN RICO BANQUETE DE DESPEDIDA AL EPÓNIMO HÉROE...